Imagen de xArmendariz

Xabier Armendariz

Soñando mares

Algunos creemos que los barcos son seres vivos. Y como tales los elegimos como amigos o enemigos, depende de lo que uno se mareé.
He pasado la vida a bordo de barcos que me han llevado a los confines de mis deseos y a los territorios más allá de mis sueños. Tanto es así que no concibo viajar si ese periplo no incluye, en algún momento o de algún modo, el encuentro con mis viejos amigos. Bien sea con una humilde balsa en los lagos sagrados de la altiplanicie tibetana, un patín tradicional en Polinesia, o una barcaza de mineral en los canales de la vieja Europa. Es mi sino.  Ya lo dijo Anacarsis hace 2600 años: “Hay tres clases de seres humanos; los vivos, los muertos y los que se hacen a la mar”.
 

 
  • Participa en el blog desde hace
    9 años 6 semanas