Entre leones y elefantes o Un escritor okupa en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Los primeros pasos como escritor independiente en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara fueron emocionantes. Y no me sonrojo cuando lo recuerdo. Caminar entre los huesos desmesurados de tantas librerías y editoriales en construcción fue volver a África, cuando la intuición y unas pocas indicaciones de un guardaparques que hablaba en un inglés raro eran la brújula, el mapa que nos guiaba para avanzar desarmados entre leones y elefantes.

Hoy, lejos del barro, rodeado de tinta y marketing de autores y libros superventas, vuelvo a sentirme como aquel chico que caminaba alucinado a los catorce años por la Feria del Libro de Buenos Aires. El despliegue es avasallador y nosotros, la realidad, somos unos jodidos enanos liliputienses que inventan un camino donde no hay huellas que seguir. Sin carteles de ruta, sin luces ni indicaciones ni editores que se encarguen de abrir puertas, de alisar el suelo pedregoso de esta independencia rabiosa.

A pulmón, a cabezazos, a pura adrenalina. Porque sí. ¿Por qué no?

Lo que sigue casi siempre es un tum tum, el ruido en una nueva puerta después de los nudillos. Cuando se abre circula aire, una brisa cargada de letras, olores y tramas que comunican espacios encerrados, mundos ajenos. Que se abran ya da pie a la esperanza, puede ser un camino. Hay gente, con todo lo humano que eso representa. Personas que a pesar de la sorpresa escuchan las palabras apresuradas que intentan explicar diez años de viaje en cinco minutos.

Es todo o nada. Cinco minutos.

Hola Laura, gracias por recibirnos. Mi nombre es Pablo Rey, soy escritor y ella es Anna Callau, mi compañera de aventuras. Hace diez años y medio que vivimos en una furgoneta 4x4, dando la vuelta al mundo y escribiendo historias. Ya editamos dos libros. Partimos de Barcelona, en España, el 20 de junio del año 2000, y desde entonces recorrimos el sur de Europa, Oriente Próximo y África de norte a sur. Cruzamos el Océano Atlántico en un barco de pesca y viajamos por todos los rincones del sur de América hasta llegar aquí, a México. Nos pasó todo lo que puedas imaginar y más. Desde asaltos, robos y averías en el Sahara de Sudán a persecuciones de elefantes. Vivimos momentos y comidas en casas y chozas con todo tipo de personas de muchas culturas y nos gustaría participar de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara para compartir las historias de nuestro proyecto en marcha, La vuelta al mundo en 10 años: escritores en ruta. Pero no podemos pagar un stand. Mira, estos son los dos libros que editamos, siempre de forma independiente. Del primero, Historias en Asia y África, ya vamos por la cuarta edición. El segundo, La vuelta al mundo en 10 años: el libro de la independencia, lo acabamos de editar en España y es distribuido por RBA. Anna es catalana. Yo soy argentino, español y catalán. Y soy turco, sudanés, sudafricano, peruano y comienzo a ser mexicano...

Ahora, seis meses después, camino por el Pabellón Internacional con la FIL todavía cerrada. Nuestro stand es el ÑÑ9. Ñoqui ñoqui nueve, o ñata ñata nueve, o ñandú ñandú nueve. Y a pesar de saber que en este camino estamos solos, o quizás por eso mismo, la emoción inicial vuelve y aguanto, joder si aguanto. Es emocionante estar aquí, rodeado de libros, como un escritor okupa e independiente, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Tan emocionante como cuando estábamos en África caminando por primera vez entre leones y elefantes.

(Encuentra más historias, fotos y videos de la vuelta al mundo que comenzó en Barcelona en junio del año 2000 en www.viajeros4x4x4.com. Y los libros de La vuelta al mundo en 10 años, en la librería Altaïr)

Imagen de viajeros4x4x4

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.