Angkor Thom: una interpretación del yacimiento

Trazar la historia del imperio jemer es una tarea difícil; a los escasos documentos escritos hay que añadir la falta de excavaciones que se han llevado a cabo en Indochina a causa de la inestabilidad política de la última mitad del siglo XX. La región del sudeste asiático ha sido un punto crucial de intercambio cultural desde la prehistoria. En el 138 a.C., el emperador Wu de la dinastía Han envió al famoso diplomático Zhang Qian a establecer una alianza entre China y el pueblo de los Yuezhi de Asia Central.

Imagen de vWalker

El parque arqueológico de Angkor Wat: sugerencias para el segundo día

El día comienza temprano en Siem Reap. Los turistas desayunan con las legañas pegadas mientras pasan las páginas de alguna guía, preparados para ver los primeros rayos de sol tras las cinco cúpulas de Angkor Wat. La elección del itinerario es una de las tareas más difíciles para el visitante, y marcará la experiencia del turista (ya sea para bien, o para mal).

Imagen de vWalker

Siem Reap: consejos para el primer día

No importa lo que uno escriba o lea de Angkor, las palabras se quedan pequeñas y la mente es incapaz de evocar las sensaciones que producen sus templos hasta que no los has visto con tus propios ojos. A simple vista, desde la ventanilla del avión, un viajero atento puede experimentar la grandeza de la cultura jemer contemplando las grandes reservas de agua conocidas como baray.

Imagen de vWalker

Angkor: templos en la jungla

Ver las caras de arenisca del Bayon aparecer entre la espesura de la jungla es una de esas cosas que hay que hacer una vez en la vida. Más de seis siglos de abandono han transformado la piedra en un ente vivo que respira musgo y da vida a árboles gigantes de troncos blancos que nos recuerdan que la naturaleza siempre termina reclamando lo que hacen los hombres. Hace ochenta años, tan sólo unos privilegiados podían visitar las ruinas y disfrutar de una estancia de lujo en el fabuloso Grand Hotel D'Angkor.

Imagen de vWalker
Clasificado en:

World cup discount: el arte de regatear

Para disfrutar de zocos y mercados al aire libre, no hay nada mejor que conocer el arte de regatear. Acostumbrados como estamos en Europa a los precios fijos, a veces nos resulta difícil comprender la esencia del regateo. Tendemos a ser o demasiado blandos o demasiado duros, olvidándonos en muchos casos de lo divertido que es el proceso. Es cierto que regatear requiere mucho tiempo, pero también implica un intercambio social con la comunidad local que puede resultar muy gratificante.

Imagen de vWalker

Manila: ¿Perla del Oriente?

Manila es una ciudad muy particular, difícil de apreciar si uno no sabe dónde mirar. Mi primera impresión de la ciudad no fue nada positiva. Me había mudado allí para trabajar en una ONG local, Women's Media Circle, un grupo de presión que defiende los derechos de la mujer. La ciudad de Manila se corresponde sólo con el territorio histórico, que incluye los barrios de Ermita, Malate, Intramuros y Sampaloc, entre otros.

Imagen de vWalker

Viejos Navegantes de los Mares del Sur

Hace no mucho tiempo mi ruta de viaje me llevó a las playas de Kuta, en Bali. Mi primera impresión no fue muy buena, recuerdo que las calles me parecían demasiado turísticas. Todo estaba preparado y pensado para los turistas, y eso es algo que siempre me ha echado hacia atrás en mis viajes. Es un problema de actitud, en el fondo una se vuelve masoquista con el tiempo y parece que si no sufre en unas vacaciones, sus vacaciones no han sido lo suficientemente aventureras.

Imagen de vWalker
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de vWalker