Rio de Janeiro

Ahora que llegan los carnavales, no puedo dejar de pensar en las ganas que tengo de volver a Brasil. Las veces que he tenido la oportunidad de conocer este increíble país ha sido por trabajo y no podía haberme dejado más marcada: su gente, sus paisajes, su cultura, su idioma… Por eso, en mi primer post no podía elegir otro destino del que hablar.




La primera vez que visité Rio de Janeiro fue un fin de semana de 2008: me moría de ganas de conocer a la que llaman “a Cidade Maravilhosa”, ¿cumpliría mis expectativas? Sin duda, así fue.

Rio es una ciudad que se encuentra en un enclave único, en medio de un paisaje impresionante lleno de montañas y mar, rodeado de favelas y en medio, un enorme lago donde se encuentra uno de los lugares más caros del mundo para vivir. Llena de contrastes, quita la respiración cuando subes a lo alto de la ciudad y observas, a vista de pájaro lo que muestra el horizonte.

Tiene innumerables sitios para visitar, de día y de noche; así que empecemos con lo que podemos hacer en la ciudad carioca cuando sale el sol.

Te despiertas en un día soleado en la habitación del hotel, y abres la venta, ¿qué ves? Nada más y nada menos que las famosas playas de Ipanema y Copacabana. Repletas de cariocas musculados jugando al volley-playa, mujeres con minúsculos bikinis y piel canela, vendedores de cocos y cerveza bien fría. Es todo un espectáculo; así que me digo: “vamos, no hay tiempo que perder!”.

Me tomo un “jugo de abacaxi”, como llaman a la piña y estoy lista para empezar el día.
Negociamos con un taxi que nos llevará toda la mañana a ver el famoso Corcovado y el Pau de Açúcar, pasando por las favelas, de millones de habitantes, que rodean la ciudad.

Comenzamos la excursión subiendo al Pau de Açúcar, uno de los principales puntos turísticos de Brasil. El funicular que lleva al año a miles de visitantes, fue inaugurado en 1912. Hace dos paradas, y sin lugar a duda, merece la pena hacer la cola y pagar la entrada para subir. Se puede observar la cadena de islotes montañosos que rodean Rio y sus playas.

Si os apasiona Rio de Janeiro, podéis seguir leyendo y ver las espectaculares fotos que pude hacer en mi post sobre mi Viaje a Rio de Janeiro.


Sara Rodríguez

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.