De viaje por ‘guayominí’ (6): Downing Street o la habilidad británica para convertir en atracción turística una casa anodina

¿Alguien se imagina a grupos organizados de turistas rumbo al Palacio de La Moncloa a hacerse fotos con la residencia del presidente del Gobierno español de fondo? ¿Es posible que se produzca alguna vez la escena de autocares repletos de viajeros descargando ‘guiris’ frente al Palacio de La Zarzuela a la espera de ver el desfile de los agentes de la Guardia Civil encargados de su protección? Supongo que nadie y que más de uno aseguraría que es porque no hay el más mínimo interés en ninguna de ambas estampas.

Imagen de oLopez-Fonseca

De viaje por 'guayominí' (4): En inglés, colesterol se dice 'breakfast'

Si hay algo realmente típico de la gastronomía británica, ese es, sin lugar a dudas, el contundente desayuno que, en teoría, se meten a diario entre pecho y espalda todos los habitantes de la isla antes de ir a trabajar. A saber: uno o dos huevos fritos, un par de salchichas de carne, dos lonchas de rotundo bacón, una rebanada de pan de molde frito y unas alubias con ketchup. Ahí es nada. La primera vez que lo probé, hace ya bastantes años, llegué a pensar que la palabra inglesa 'breakfast' en realidad significaba colesterol.

Imagen de oLopez-Fonseca
Clasificado en:

De viaje por 'guayominí' (3): Quién le pone el 'name' a los pubs en Inglaterra

Viajar al Reino Unido y no entrar en un pub es... como no haber venido. Estos locales reúnen la quintaesencia de carácter británico y, a la vez, son el mejor escaparate de la evolución de los habitantes de la isla. En ellos se bebe cerveza y vino (una moda cada vez más en alza pese al alto precio de una copa del preciado líquido), se ve fútbol, criket o lo que se tercie en la tele y, sobre todo, se charla. A cualquiera hora del día.

Imagen de oLopez-Fonseca
Clasificado en:

De viaje por 'guayominí' (2): El monumento menos apto para pacifistas y republicanos

La Torre de Londres es de esos monumentos de la capital británica que si no se visita parece que uno no ha estado nunca a orillas de Tamésis... y, la verdad, es que no sé muy bien por qué. No es espectacular, es caro, está siempre abarrotado de gente y, según las convicciones ideológicas de cada uno, puede llegar hasta a producir salpullidos. Me explico.

Imagen de oLopez-Fonseca
Clasificado en:

De viaje por 'guayominí' (I): Cómo ahorrarse unas cuantas 'pounds' en Londres

Antes de detallar cómo visitar más barato la capital del Reino Unido, me gustaría explicar por qué esta serie que inicio hoy se llama "De viaje por 'guayominí'. Pertenezco a esa generación de españoles en las que el inglés entró en sus estudios mal y tarde. Apredimos lo básico de lo básico y nos despacharon con un aprobado. Si a eso uno mi escaso 'oído' para los idiomas, he aquí que mi dominio de la lengua de Shakespeare me sirve para pedir una pinta de cerveza, un breakfast y poco más.

Imagen de oLopez-Fonseca
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de oLopez-Fonseca