Clasificado en:

Crónica del terremoto de Chile (4) : La huida

El carabinero que nos atendió estaba exhausto. Su cara revelaba que había estado trabajando más horas de las que un cuerpo cualquiera puede tolerar, y aún seguía. Nos aseguró que las carreteras de salida de Pichilemu ya estaban transitables aunque había que tener cuidado ya que habían algunas grietas y desprendimientos que entorpecían el paso. Así pues, el plan seguía adelante.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica del terremoto de Chile (3) : La resaca

La radio informaba de que en la parte afectada por la ola se estaban produciendo saqueos. Las mercancías de la feria de artesanía y del supermercado habían quedado expuestas a la codicia de los que ya sólo tienen de eso, que estaban dando rienda suelta a su rapacidad.

Imagen de miviaje

Oregon, naturalesa i vida americana en estat pur (II)

                      

                       La costa d'Oregon, Cannon beach

    Animada per les bones expectatives, el següent cap de setmana vam disposar-nos a fer una escapada per conèixer la costa, de la qual ens n'havien donat molt bones referències.

Imagen de miviaje

Oregon, naturalesa i vida americana en estat pur (I)

    Aviat farà un any que, tot sopant, el meu marit em va comentar que aviat l’enviarien a treballar durant dos mesos als Estats Units i que l'empresa estava disposada a pagar-nos, als dos, una bona part de les despeses. El destí era Oregon, un estat de la costa oest, situat entre Washington i Califòrnia, poc explotat per les agències turístiques però amb un gran potencial per descobrir.


Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica del terremoto de Chile (2) : La ola

Con la mirada perdida, la fuga hacia el cerro desfilaba por la ventanilla. En el coche sólo se oían los rezos de Gustavo y Mari. Rezaban por ellos, por nosotros, por todos. Esa susurrada salmodia que quebraba el silencio y rogaba por sobrevivir, lejos de tranquilizar inquietaba aún más. Acentuaba la sensación de que en la huida de la ola nos estábamos jugando la piel. Una ola que ni siquiera sabíamos si iba a llegar. Nadie quería estar allí para comprobarlo.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica del terremoto de Chile (1) : El temblor

Aferrados a los marcos de las puertas sin entender muy bien qué pasaba, sin saber muy bien si eso era lo que había que hacer, intentábamos mantener el equilibrio mientras el suelo se movía a su antojo. Yo me encontraba anestesiado, como si todo aquello no fuera conmigo, como si sucediera en un mundo paralelo, diferente. Contemplaba la escena con los sentidos ausentes y la mente en blanco, espectador atónito de algo que no se sabe muy bien si es real. Mònica, en cambio, estaba aterrada.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica viaje a Tanzania XIII - Pilar Blasco

 A los pies del Ngorongoro nos instalamos en la Farm House en Karatu; es un lodge espectacular rodeado de cafetales y tierras sumamente fértiles. Un remanso de paz que invita a la reflexión y el silencio.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Descalzos por la vida

Nunca en la vida había visto, ni experimentado, el ir descalza en un lugar que no fuera la playa o mi casa…

Templo, monasterio, buda, conceptos que implican la actitud de descalzarse

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica viaje a Tanzania XII - Pilar Blasco

Salimos a primera hora hacia la Garganta de Olduvai, yacimiento arqueológico mundialmente famoso por los hallazgos de la familia Leakey.
En este emblemático emplazamiento nuestro guía nos imparte una clase magistral sobre los primeros homínidos; es realmente interesante observar la zona de los importantes descubrimientos y la manera en que realizan las excavaciones. Es una suerte poder acceder a este lugar de la mano de un gran arqueólogo que nos instruye en la verdadera historia de la humanidad.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Crónica: viaje a Tanzania XI - Pilar Blasco

Seis de la mañana, sobre una redondeada piedra de granito y con mi inseparable pareo, me dispongo a ver la salida del sol sobre esta tierra tan especial; es un momento único… melancolía y silencio, incertidumbre en el alma… se me nubla la vista y por un momento me siento perdida y sola en medio de la nada, en un lugar sin nombre, en un espacio vacío, laboratorio de tristeza abandonado por la luna…
Se me encoge el corazón y así comienza este nuevo día…

Imagen de miviaje
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de miviaje