Clasificado en:

En Sudáfrica robaron la fuerza que impulsaba nuestras almas

Llevábamos ya tres semanas de viaje. Habíamos recorrido de costa a costa Sudáfrica. Desde Cape Town y las frías aguas del océano Atlántico hasta Durban, bañada por el Índico. Cansados de mar y con ganas de otros paisajes nos dirigimos al Norte y deambulamos por las montañas de Drakensberg.

Imagen de miviaje

Voyage Vintage: el encuentro entre el viaje y su representación en pósters

 

“Los bulevares de París, las pequeñas calles de Bélgica y Holanda, las solemnes calles de Londres y los escaparates de New York se llenaron de coloridas imágenes, un verdadero desfile de pósteres creados por los talentos más grandes de su tiempo”. 

Imagen de miviaje

¿Por qué Ciudad del Cabo es la Barcelona de Sudáfrica?

 

Una de las mejores formas para comprender e imaginar cómo es una ciudad, es haciendo una comparativa con otro destino. En Sudáfrica, el lugar más interesante, más visitado (junto con el Parque Kruger) y con más que ofrecer es, Ciudad del Cabo.

Imagen de miviaje

Oda a la primavera en Berlín. Jardines y espacios verdes recomendados por Berlin Amateurs

Aunque oficialmente ya es primavera, Berlín a veces se resiste a sus encantos, a su fiebre, a su furor. La primavera la sangre altera. En una estación en la que a nadie se le deberían curvar los labios hacia abajo como una especie de sonrisa al revés, es preciso mostrar predisposición a contagiarse de su ánimo hasta acabar convertidos en presa de una satisfacción punzante.

Imagen de miviaje

Cómo ir a la peluquería con un príncipe Indio

Nueve  horas de aburridas carreteras, llegamos a  Zainabad, pueblo perdido en Gujarat, Sede del palacio del príncipe Dhandrash Malik. Tres mil habitantes .

Mínimo, desolado, desértico.  Me asegura mi conductor que hemos llegado. Esto es el "Resort", eufemismo con el que se designa aquí cualquier agrupación de cabañas o chozas que no obedezcan a un crecimiento vegetativo natural. Solo una verja oxidada cerrada a cal y canto. Detrás unas cabañas abandonadas.

Imagen de miviaje

Intramuros (Manila): Las ruinas del pasado español

Una hilera de cañones oxidados sobresale por encima del recinto amurallado de Intramuros. Algunos apuntan hacia Manila, que aparece irregular e interminable, difuminada por el smog y la bruma de la bahía y asomándose por encima de las almenas recubiertas de musgo de Fort Santiago. En el lado norte de la fortificación, el baluarte de Santa Bárbara se eleva por encima del río Pasig, que fluye espeso y cargado de barcazas y manglares.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Isla de Bohol: Iglesias, gremlins y Colinas de Chocolate

Dudú tiene 9 hijos pero sólo los dos mayores podrán ir a la universidad. “En Filipinas no hay créditos”, me dice, y luego se ríe como contestación a mi absurda sugerencia de buscar financiación. “…y menos a una familia humilde”. Cuando he llegado al parking del hotel ya me estaba esperando, y nada más entrar en el coche hemos iniciado la habitual ronda de preguntas de presentación.

Imagen de miviaje

"Fantasmas de piedra", la taberna del Tercer Milenio

De tener una creencia, si hay que tener alguna, creo en la existencia de los hilos invisibles, haces de empatía, quién sabe de qué átomos hechos y de qué moléculas de luz, que tejen las telas de araña en las que el destino se atrapa a sí mismo. Un hilo invisible, con hilvanes que pasan por Trento, Sálvora, Barna y El Bierzo me ha cosido a la piel los fantasmas de piedra de mi niñez, escritos a mil kilómetros de distancia por mi hermano mayor, al que nunca conocí, por mi amigo ausente, al que he reconocido bajo los harapos de mendigo, como Telémaco a Ulises. Mendigo del tiempo.

Imagen de miviaje

Alona Beach (Isla de Panglao, Bohol): Buceo y pactos de sangre

Miguel López de Legazpi vendió todas sus posesiones en 1564 para hacer frente al encargo de su rey, Felipe II, de explorar la ruta que llevaba de México a las Islas Molucas (hoy parte de Indonesia). Por aquella época los comerciantes musulmanes ya habían extendido el Islam por la mayor parte de Filipinas, Magallanes había muerto allí unos años antes, y la expedición que dio el nombre a las islas en honor al propio rey Felipe II, la de López de Villalobos, había sido quedado retenida en las propias islas.

Imagen de miviaje
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de miviaje