Voyage Vintage: el encuentro entre el viaje y su representación en pósters

 

“Los bulevares de París, las pequeñas calles de Bélgica y Holanda, las solemnes calles de Londres y los escaparates de New York se llenaron de coloridas imágenes, un verdadero desfile de pósteres creados por los talentos más grandes de su tiempo”. 


Así definió Paul Fusco –coleccionista- la época dorada del cartelismo que tuvo lugar a principios del siglo xx con el uso de las litografías a color. Arte efímero, también llamado “arte de la calle”, y hermano pobre de la pintura, sus mensajes están al alcance de cualquier intelecto: ahí reside el atractivo de estas obras que se cotizan cada vez más.


  Los pósters siempre tienen un fin en sí mismos: la promoción de un producto o servicio. Dentro de  la amplia tipología de pósters que se hicieron (y se hacen) los pósters turísticos han gozado siempre de una amplia difusión y atraído un especial interés. Desde los años veinte y treinta diferentes oficinas de Turismo han divulgado sus atractivos utilizando pósteres realizados por sus primeros  “cartelistas” (en España el Patronato Nacional de Turismo -P.N.T- encargó muchos de sus carteles al prolífico artista Josep Morell); empresas de transporte como Air France, la Twa, British Airways o la misma Iberia anunciaban servicios y sus destinos a través de fantásticos carteles que (con o sin intención) articulaban la imagen de la propia empresa y avivaban el imaginario popular con tópicos (España sol, playa y toros; Nueva York modernidad y rascacielos; París sofisticación y  romanticismo…) y místicas del “viaje”; muchos de esos tópicos se han grabado en nuestra memoria del mismo modo que las piedras litográficas “imprimían” sobre el papel estos mensajes. En palabras del artista y coleccionista  Martín de Riquer los carteles eran: “el arte gráfico de nuestro tiempo”.


Si existió una época dorada del viaje también la hubo del “póster”; hasta la mitad del siglo XX el cartelismo era el medio de comunicación popular por excelencia. Después de la llegada del método de impresión fotográfica (offset)  era posible imprimir miles de pósters a cada vez menos coste y menos tiempo. Sin embargo, la llegada de medios de comunicación como la radio, el cine y la televisión hicieron del póster un canal de apoyo, relegado a un segundo plano.
El glamour de los primeros días, donde artistas como Tolouse-Lautrec, Cheret, Mucha, y luego Cassandre y Capiello, eran capaces de crear arte y publicidad sobre un afiche de papel, parecían haber pasado…

Vintage. En 2012  según los expertos, si “retro” se refiere a cualquier estilo que mira hacia atrás en el tiempo, el adjetivo (trending topic) “vintage” se refiere a aquellos que tienen al menos veinte años. Los póster del siglo pasado que han sobrevivido (algunos milagrosamente y otros después de duras sesiones de restauración) a su condición, se denominan “carteles vintage”: en esta definición caben tanto los pósters franceses Art Nouveau de principios del veinye, como los pósters offset de los sesenta de la llamada “Jet Age” –la época de la aviación donde artistas como David Klein y Jean Carlu dejaron auténticas perlas-  que tanto inspira hoy a series como la conocida “Mad Men”.
Estos pósters son hoy piezas de arte de gran valor (dependiendo de su rareza, su antigüedad, su estado de conservación y su autor). Si bien no estamos hablando de los precios desorbitantes de los grandes maestros de la pintura, algunos pósters Vintage pueden cotizarse en miles de dólares o de euros. Y los de viaje  siempre han estado en el “top of mind” de nuestro deseo.


De este mezclum entre el viaje y el póster de viaje he sacado el concepto voyage vintage: “el punto de encuentro entre el viaje y el arte de evocarlo en imágenes (pósters)”. En mi blog utilizo este concepción para:


1)    Viajar virtualmente  a una ciudad (o tiempo pasado) través de la evocación de un póster antiguo.

2)     Anticipar un “viaje físico y real” a un destino que no se conoce mediante lo que nos dice la cartelería vintage.


Voyage Vintage es una excusa para repasar el arte centenario que ha creado el discurso publicitario (y sobre todo estético y visual) y nuestra forma de entender el viaje. ¿Queréis acompañarme?

Juan R. Gamero

Rumorismo Travel
 

Imagen de miviaje

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.