Clasificado en:

Vagabundo Reverte

El vagabundo Reverte  considera que Nicaragua es el país más poético de la tierra.

 

“la gente hacía versos, incluso en las instancias burocráticas, e incluso siendo analfabeta”.

Javier Reverte sueña con deambular algún día por la luna pero, mientras espera, charlamos con él   sobre viajes más terrenales.

 Cuál de tus libros de viajes te ha costado más terminar

 R:-“El río desolación”, mi viaje por el Amazonas. Porque todos mis recuerdos me remitían a la malaria, que casi me mata. Y yo no quería hacer un libro negativo, pese a todo. De todas formas, no salió muy optimista. 

¿De qué ciudad te enamoraste por primera vez?

R: No me enamoro de las ciudades, sino de las gentes, las vivencias… No lo sé. Londres y París me fascinaron en mi primer viaje al extranjero, cuando tenía veintipocos años. Y me fui a vivir a las dos durante cinco años, después de aquel viaje.

¿Por qué?

Eran ciudades libres y cultas, mientras que la mía, bajo el franquismo, era pura opresión y cutrería. Las amo mucho a ambas desde entonces: me educaron en la libertad y la tolerancia. Y yo era joven, muy joven. 

¿Qué ruta te falta?

R: Pues siempre digo que un viaje a la Luna. Ningún escritor lo ha hecho y ningún astronauta ha sabido contarlo bien.  Creo que sería formidable narrar como escritor lo que significa ese viaje en la realidad, no en la imaginación, como el que hicieron Lucano, Julio Verne, Cyrano… Y no me es posible hacerlo porque no soy millonario para pagármelo ni hay ninguna editorial que apueste por mí los miles de millones de pesetas que cuesta el viaje. Algún día hará el viaje un escritor norteamericano. Espero que lo cuente bien. ¡Pero claro que me subiría a uno de esos trastos embutido en esos trajes, con casco, comiendo píldoras y una sonda puesta igual que en los hospitales! 

Con qué personaje de la historia te gustaría encontrarte durante uno de tus viajes y en qué lugar acaecería el encuentro.

 R:-Si echo mano de la imaginación, me hubiera gustado estar en Feacia, la patria de Alcinoo y Nausicaá, el día que Ulíses cuenta su viaje hasta llegar a la isla diez años después de la caída de Troya. Y mejor aún, escuchando el relato de Ulíses sentado junto a Homero… Igual me habría adelantado y escrito antes que él La Odisea.

Europa…

Es aburrimiento y comodidad vital, como un matrimonio de viejos cascarrabias que ha dejado de amarse.

África…Es promesa y luz, demonio y ángel, calor humano y drama…, como la vida. Tan bella como feroz.

Asia…Es un lugar que no comprendo ni me comprende.

América…La del Norte es un salvajismo que me atrae. Suramérica es mi patria exagerada, un lugar que me hace sentirme joven.

Oceanía He ido sólo una vez. Y me sentí bocabajo.

¿Por qué dices que no te quiere Asia?

R:-Quizás porque no me he molestado en entenderla. Pero yo soy poca cosa y Asia es muy grande: creo que más bien me ignora.

Tres libros de literatura de viaje que consideres básicos para quien le guste el género y los viajes.

R:-La Odisea, el Éxodo bíblico y Don Quijote de la Mancha.

 ¿Han cambiado, con el paso de los años, tus preferencias a la hora de prepararte un viaje?

 R:-Cada vez los preparo menos porque lo imprevisible me gusta cada vez más. Es lo mismo que lo que les sucede a los viejos que esperan que surja de golpe un amor loco. No surge, claro; ¿pero por qué no aspirar a ello?

 Algo más...R: -Nunca viajo los sábados, procuro irme los lunes. A nadie le traigo nada, la verdad. Ni siquiera a mí. Hoy, todo se encuentra en el Corte Inglés: incluso una maceta de jazmines de Arabia, que son los que huelen con mayor sutileza.

Lo bueno sí es breve

Viajo… Viajo porque existo.

 

Nunca  volveré a… Nacer y eso es fastidioso.

 

 En mi epitafio me gustaría que pusiera… Lo he dicho en verso: “Aquí os espero, a las en punto. No faltéis, que igual me largo”.

 

Madrid… Es una ciudad chabacana, ruidosa y arisca. Es mi patria, pero no me gusta.

 

 La naturaleza…Es un estupendo lugar en donde vivir, disfrutar y luego morirse. No lo hay mejor.

 

Trazas de polizón es…Es un libro de versos en el que se esconde parte de mi alma.

 

El máximo de peso que llevo es…El mínimo posible, pero nunca acierto.

Boli, libreta, cámara y…Curiosidad y coraje. 

 

Para saber más acerca del autor y sus libros, clica aquí


Imagen de mSalvador

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.