Clasificado en:

Letra con Drexler entra y además es terapéutica

Ayer miércoles 9 de mayo estuve entre los espectadores del teatro Coliseum de Barcelona durante la actuación del cantante de Montevideo Jorge Drexler.
Cada concierto de este músico es inteligente y lo que es más importante, trata al público con la misma inteligencia.
Rompe la "llamada" cuarta pared constantemente pero sin tenerlo preparado .Hace partícipe de los desajustes sonoros con ironía, se une al grupo de espectadores con simpatía, talento y respeto.
Para todos tiene una respuesta rápida y se le ve cómodo. No ha perdido un ápice de naturalidad después de tantos años sobre un escenario. En mi fantasía imagino que trasmite humildad.


Incorpora al “show” -como él dice-cuanto sucede en la sala, si un niño llora, si mengana contesta un móvil, si alguien tose, si mengano ya lo seguía en sus primeras actuaciones en la sala Tarantos ( con o sin vistas a los baños de mujeres desde la pensión), versiona y reversiona sus propios temas desde prismas tan distantes entre si que puede convertir el candombe en un rap o en cualquier ritmo que nada tiene que ver con los compases de la canción original.  Sorprende y siempre aporta.
Su obsesión por el lenguaje y su respeto por el valor de la palabra son admirables y añado: “Más que nunca en estos tiempos”.
A veces siento que voy a un recital de poesía en vez de a un concierto. Lo de menos es el pentagrama  y lo digo como un cumplido.
Siento que con Drexler letra con él entra y no hace falta sangre, al contrario, Drexler transmite integración y despierta el hambre de saber jugando a cantar  (con todo el debido respeto o no al dicho popular de Letra con sangre entra. No gracias. Apostemos por otros modos).
Se puede ser un músico formidable e inteligente sin estar atormentado ni  ser misógino y aprender más y mejor, con lo que se consigue que nadie se sienta excluido ni ninguneado, podemos ser muchos más escuchando durante Horas  todo se transforma  Amando  la trama  en una Edad del cielo.
La palabra, para muchos (entre los que me encuentro), es terapéutica y por eso ayer oyendo al Sr. Drexler tuve ,sin ser consciente,  una sesión  de aprendizaje terapéutico, compartido con un montón de personas.
Espero poder asistir alguna vez al teatro Solis para escucharle en el lugar que le vio nacer ¡Puede ser la Bomba!
Gracias, además, Sr. Drexler, porque  no mencionó usted a la Sra. Crisis.Ni letra con sangre ni poeta oscuro buscando un interruptor en el ojo ajeno.


  www.last.fm/music/Jorge+Drexler/_/La+Plegaria+Del+Paparazzo

www.youtube.com/embed/TUIJT_GPNjA



 
 

 

Imagen de mSalvador

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.