Cabo de Gata- Níjar Preservemos un enclave único

 

Cabo de Gata- Níjar

 

Preservemos un enclave único

 

El Cabo de Gata es uno de los pocos lugares de nuestra geografía que todavía alberga lugares hermosos y playas desiertas. De todos depende que siga siendo así.

Parece un museo al aire libre que demuestra la fuerza de voluntad del hombre para poder adaptarse a un medio agreste y con escasas precipitaciones. Prueba de ello son los restos de molinos de viento, aljibes y elevadores de agua (La boca de los Frailes y el Pozo de los Frailes) y al mismo tiempo un enclave atractivo donde, realmente, vale la pena visitar sus playas, disfrutar su luz, su territorio volcánico, su pasado como zona de abrigo de piratas durante el siglo XV y XVI, sus fortificaciones, sus increíbles restos mineros y sus escenarios para películas y episodios de amor y muerte que inspiraron a nuestros escritores más internacionales.

 

 

No termino de entender muy bien para que sirve que parte del territorio del Cabo de Gata-Najar, en la provincia de Almería, esté inscrito como Parque Natural desde el año 1987 y sea reserva de la Biosfera por la UNESCO si se pudo construir una mole de hotel con más de 400 habitaciones, en la playa del Algarrobito ¿Qué lo van a derribar? LLevan años de pleitos y el mastodonte sigue ahí impertérrito. Ahora, en marzo 2010,parece que Greenpeace vuelve a apretar al Ministerio de Medio Ambiente para que retomen la expropiación y así poder derribar al mamotreto ostentoso de una puñetera vez. ¿Estamos intentando reactivar la construcción para ayudar a nuestra economía?¿Podemos activarla y darles a algunas familias puestos de trabajo derribando la horrorosa y deafiante masa de cemento? Sinceramente Señorías,  creo que muchos se lo agradeceríamos.

 

Dicho esto, comienzo mi artículo.

 

La primera vez que visité El parque Natural del Cabo de Gata-Níjar hace más de 15 años me dijeron que la entrada al Parque Natural estaba restringida a un número máximo de visitantes, para no masificarlo, que existían zonas de reserva integral y playas vírgenes. Ingenua de mí pregunté: ¿Pero se puede dormir en el interior del parque?

 

 

Situación

Hoy, el territorio sigue gozando de cierto privilegio por su estado medio salvaje todo y que su extrarradio haya sufrido un gran deterioro. Como la mayoría de pueblos costeros de nuestro litoral.

El Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar se encuentra en el extremo sur oriental de la provincia de Almería, comprendiendo terrenos de los municipios de Almería, Carboneras y Níjar.  

Playas de cine

El mayor atractivo, pero no el único, del Parque Natural del Cabo de Gata es, sin duda alguna, las playas: de arena fina, de formaciones volcánicas, calas entre acantilados, bosques de pinos casi a la orilla del mar. Las hay para todos los gustos: Monsul y Playa de los Muertos son las más atractivas pero también las más visitadas. Como siempre, cuanto más difícil sea el acceso, más tranquila resultará, Barronal, Playa del Playazo, Cala Raja son óptimas para los más solitarios.

Por entre estos acantilados, que se antojan inmensos, navegaron piratas como Barbaroja, aliado de francisco I de Francia contra Carlos V. Las costas recortadas y abruptas ayudaron a que estas aguas se convirtieran en territorio de piratas y saqueadores durante varios siglos, hasta que en la Playa de los Genoveses, una flota de varios miles de marines de diversas procedencias— pero sobre todo de Génova— consiguió “limpiar más o menos la zona de corsarios”.

Partiendo de Monsul hasta la cala del Corralete (a la altura del faro del cabo de Gata) se puede recorrer y admirar la costa desde el mar: La Vela blanca y El arrecife De las sirenas— último lugar donde se encontraron ejemplares de focas monje en nuestras costas— son ejemplos únicos del arte que puede crear la naturaleza unida a la paciencia del paso del tiempo.

 

Las increíbles playas han servido como Escenario cinematográfico de películas como El bueno el feo y el malo, La muerte tiene un precio, El pájaro de la felicidad, Conan el bárbaro, Indiana Jones y como no, Lawrence de Arabia. Algo tendrá este espacio agreste repleto de escollos caprichosos entre acantilados y de sendas con chumberas, esparragueras y pitacos.

 

Su Formación

Su origen volcánico nos lo recuerda, sobretodo, la que fue la última floración de magma, El Cerro del Fraile o De las hermanas (entre Punta del Esparto y Cala de la Higuera) que además de ser el punto más alto del Parque natural—casi 500 metros— se considera parte de la pared lateral de lo que formó la caldera del volcán. El aspecto árido de la tierra y su gama de rojizos nos brindará postales increíbles a lo largo de las 38.000 Hectáreas que forman esta reserva de la biosfera.

 

Se recomienda empezar cualquiera de los recorridos en uno de los centros de interpretación de la naturaleza para situarnos geográficamente y controlar los diversos observatorios de aves que existen a lo largo de su territorio: Mochuelos, búhos, carracas, águilas, halcones, camachuelos trompetero, terreras marismeñas… y hasta 100 especies anidan en este área protegida. Los flamencos de las Salinas, que sólo para verlos a ellos la visita  a las salinas ya merece la pena, se presentan en colonias de hasta 3000 ejemplares. No será un espejismo si regresando de alguna de sus calas, de camino al lugar donde se hospede, pasa por las salinas— que durante la puesta de sol adquieren tonos lilas —y contempla, a lo lejos, miles de puntos rosas, que parece que le estén esperando posando para la foto. Al acercarse descubrirá su tarso sumergido y un fondo de nubes naranjas como lienzo de cuadro.

¡Que no se note su paso! Es el mensaje que se trasmite desde cualquiera de los puntos de información de toda la zona.

La oficina de turismo de San José nos dará a conocer las múltiples excursiones temáticas: la ruta de las torres de vigía y fortificaciones, ruta de los aljibes, molinos y norias, las rutas panorámicas que bordean la línea de costa, la ruta literaria o simplemente un buen mapa para perdernos entre sus pueblos.

 

Vecinos

En el Parque Natural cuidan sus playas porque son conscientes del reclamo que producen sobre el viajero, pero no olvidan que pasear por sus aldeas y charlar con sus gentes aporta al visitante ese enriquecimiento necesario que distingue un destino de otro. Que lo hace único. Un territorio donde hay historia, invasiones, tesoros, dramas. En pocas palabras, un lugar donde la vida y la tradición han dejado su legado todavía visible.

Aquí, la mayoría de los pueblos siguen conservando algunas de las construcciones típicas rurales de esta parte de la geografía andaluza, parecidas a los menzeles tunecinos, son casas en formas de cubo a base de piedras unidas con argamasa y con techo plano que facilita la acumulación de la escasa agua de lluvia. Con pocas ventanas para preservar la temperatura lo más fresca posible en el interior.

No cuesta demasiado esfuerzo imaginar a los aldeanos subidos en mulas, transportando metales, cerámicas y sorteando piedras en medio de caminos salpicados por aljibes— también herencia de los árabes—, o por arbustos autóctonos como el azufaifo loto u otros introducidos posteriormente como es el caso de las chumberas.

En muchas fachadas, comercios, carteles observará al omnipresente Indalo, como Dios de la lluvia y la fertilidad y símbolo de Almería.

La Isleta del Moro es quizás uno de los espacios costeros más pintorescos del Parque. Con un enorme peñón que lo distingue de otras localidades marineras. En sus restaurantes se puede degustar el pescado fresco, pregunten por su “cuajadera”. Posee el único lavadero público de la región, su Cala del los Toros, bordeada de pinos, brinda un paisaje que invita al relax y el cortijo de la Loma, con una terraza abierta al mar y actuaciones en verano, ayuda a pensar que nuestra costa es, todavía, especial.

 

Pasado minero

Preparen su imaginación, iniciamos un viaje al pasado.

En Rodalquilar, hacia el interior, se encuentran las ruinas de la antigua mina de oro, ya explotada por los romanos y en funcionamiento hasta los años 60(en medio de épocas de abandono).Pasear entre estos muros derruidos, ver todavía lo que debía ser una de las cajas fuertes donde depositaban el oro, las balsas de decantación del mineral ,el edificio de lavado, molido y pulverización, los arañazos de las montañas , las entradas a las minas y las viviendas, coloniales, de los mineros, derruidas casi por completo a golpe de grúa— pero que ahí están desafiando al olvido— ,transmite al visitante una especie de atractiva curiosidad mezclada con impotencia al ver todo tan desolado.

 

Bodas de Sangre

De Rodalquilar era Carmen de Burgos, La Colombine, periodista, escritora y activista en la lucha por las reivindicaciones de la mujer a principios del siglo XX. Y allí nació su obra “Puñal de claveles”, novela basada en el crimen pasional que acaeció en el Cortijo del Fraile (entre Rodalquilar y Albaricoques).El Cortijo es uno de los más importantes edificios señoriales que se conservan en el parque. Fue construido por los frailes dominicos en el siglo XVIII. El 22 de julio del 1928 Josefina Montes se casaba en la capilla del cortijo contra su voluntad— ya que su amor era para su primo Paco Montes, que la raptó ese mismo día ante el altar y en presencia del novio y familiares—. El hermano del novio buscó a la pareja de prófugos y asesinó a Paco Montes, pensando que de ese modo restituía el honor familiar. Dos años más tarde García Lorca recogía la tragedia novelada por Colombine y creaba su obra maestra “Bodas de Sangre”.

El cortijo en ruinas conserva parte de la capilla, la chimenea, las cuadras, el campanario, un granero, las cochineras—donde se nos apareció una culebra con la que de literatura, precisamente, no hablamos— el aljibe…una verdadera lástima el estado actual de la construcción. Los últimos herederos murieron a finales de los 90.

Para combatir el calor del interior podemos acabar el día en cualquiera de sus playas.

 

Nos despedimos con un secreto: desde la Playa del Corralete —a la altura del Faro de Cabo de Gata— hasta la Playa de la Media Luna, si persisten, encontraran el Paraíso.

 

Sabías que:
  •  Una de las teorías del gentilicio es que Cabo de Gata deriva de “promontorio de las ágata” (un variedad de cuarzo muy preciado).Este nombre podría haber surgido con la llegada de los fenicios a las costas del cabo de Gata a su paso hacia Tartesos. De ahí Cabo de las ágatas hasta el actual Cabo de Gata.

 

  • Desde el mirador de La Vela Blanca hasta San José existe un precioso camino de 9 km. bordeando la costa que puede hacerse a pie o en bici.

 

  • El cerro Testa, detrás del faro de Cabo de Gata fue referente importante en navegación y se asoció con el santuario de Afrodita durante la época griega.

 

  • Las chumberas en zonas de pendiente permiten la sujeción de la tierra y sus palas sirven como alimento para el ganado.

 

  • La Playa de los Muertos debe su nombre a la cantidad de cadáveres que arrastraba la corriente hacia la costa durante los naufragios de los galeones.

 

  • El interior de la zona denominada las Amoladeras— dirección Ruescas — sirvió como escenario para la película Lawrence de Arabia.

 

  • Folklore: romerías marineras en Las Negras, el fandango de Níjar y el flamenco son una de las demostraciones folklóricas de la zona.
 
Más información:
http://www.cabodegata.net/
 
http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/site/web/
 
http://www.parquecabodegata.com/
 
http://www.cabodegata-nijar.com/
 
 http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Greenpeace/apela/TSJA/expropiar/Algarrobico/elpepuespand/20100311elpand_10/Tes
 
Imagen de mSalvador

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.