Ava Gardner “vuela” con Supermán en La Habana

El barrio chino de La Habana es hoy un recuerdo de lo que un día fue. En su esplendor hasta las “condesas descalzas” venían a la gosadera.

Imagen de jMoreta

Cópula habanera en un ataúd

 La llegada de Sarah Bernhardt en pleno apogeo de su fama al puerto de La Habana paralizó la ciudad a finales de 1887. “¿Quién es Sarah? –se preguntaba Rubén Darío-. No sabremos decirlo. La palabra no existe. Sarah es lo que impele, lo que arrastra, lo que aborrece, lo que adora, lo que llora y lo que ríe…”.

 

Imagen de jMoreta
Clasificado en:

Lo que yo sé de Zamora

La intensidad de los viajes no se mide por los kilómetros recorridos. A mí me ocurre con Zamora. Tan cerca de mi casa, que ya casi vivimos en el mismo barrio.

Imagen de jMoreta
Clasificado en:

La última cruz de Colón, en el fin del mundo

“A Baracoa me voy, aunque no haya carretera, aunque no haya carretera a Baracoa me voy”. El son de Machín no era gratuito porque hasta la construcción del viaducto de La Farola, en los años setenta del pasado siglo, sólo era posible alcanzar este edén del Oriente cubano por aire o por mar.

Imagen de jMoreta

La maldición boliviana de los Guevara

La Historia tiene la insana costumbre de repetirse en episodios crueles o desgraciados. Cuando Ernesto Guevara de la Serna, el Che para el mundo, partió hacia Bolivia, quizá desconocía, o quizá no, que cuatro siglos antes su antepasado más ilustre, el vasco Carlos de Guevara, se dejó la vida en tan inhóspitos parajes.

Imagen de jMoreta

La capital del imperio que no llegó

Buenos Aires es una ciudad que enamora de a poco. A cada paso hasta anularte la voluntad porque te entregas sin condiciones. Alma de tango. La capital del imperio que no llegó.

Imagen de jMoreta
Clasificado en:

Acuérdate del Maine

“Acuérdate del Maine”, les gritaban a los jóvenes norteamericanos que se alistaron voluntarios para combatir contra España en la Guerra de Cuba. El hundimiento del acorazado Maine proporcionó a Estados Unidos la excusa para colarse de rondón en una guerra que no era la suya. Fue el primer conflicto armado que creó la prensa.

Imagen de jMoreta
Clasificado en:

La multiplicación de los panes en La Habana Vieja

La iglesia católica auxilia diariamente en la capital cubana a 120 personas en un proyecto coordinado e impulsado por el sacerdote salmantino José Miguel González. La versión tropical de la multiplicación de los panes.

Imagen de jMoreta

El niño que recogía los papeles tras la tapia del colegio

    “Éramos los más pobres del pueblo”. Quien nos habla es Manuel Ramos Andrade, futuro mecenas de la Casa Lis, recordando su infancia en Navasfrías, un pueblo salmantino al oeste del oeste donde, más que adivinarse, ya se ven Cáceres y Portugal.

Imagen de jMoreta

Una noble segoviana del siglo XVI inspiró el símbolo del Havana Club

Muchos conocerán a la célebre veleta de La Giraldilla por ser la imagen de las etiquetas del Havana Club. Otros, como sugiere su propio nombre, porque tomó como modelo a la que corona la Giralda de Sevilla. Hay quien mantiene que representa a la victoria. Sin embargo, la creencia popular asegura que la primera escultura labrada en Cuba a principios del XVI representa a Isabel de Bobadilla, segoviana de noble familia e hija del conde de La Gomera.

Imagen de jMoreta
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de jMoreta