“¡Ay papi, pero qué rico tú singas!”

Los cubanos completarían un diccionario con las cosas del querer. Argot también de machismo ancestral. Aquí os dejo unas claves para no perderse y una escena que presencié con "Cupido en plena acción". 

                Vivir en La Habana –escribía Graham Greene- equivalía a vivir en una fábrica que produjera belleza humana en una cinta de producción”. Hechas a mano, como los habanos.

                En mi última visita, disfruté de unos mojitos en la plaza de la Catedral junto a una negra de bandera que se deshacía en atenciones con el primo de Tutankamón. “Dios le da barba al que no tiene quijá”.  Joer, para calcular su edad se necesitaría la prueba del carbono 14. “¡Ay papi, pero qué rico tú singas!”, le escuché mentir a la jinetera con voz de falsete ante semejante galán. Singar, qué curiosa palabra, como que es marinera: significa “remar con un único remo”.

               Los cubanos completarían un diccionario con las cosas del querer. Sólo para nombrar el aparato reproductor masculino, emplean términos tan dispares como pinga, morronga o caoba, al margen de otros más familiares, tranca y verga; o infantiles: pajarito, pichita o cosita. Si de hacer el amor se trata, recurren a verbos como tirar, coger, templar o echar en todas sus variantes, desde un palo, a un cuerazo o varillazo. Argot también de machismo ancestral: “¿La clavaste?”, se preguntan los “superhéroes del barrio” o incluso, “¿La partiste?”, si la chica era virgen. Ya ven, estos pingones no leyeron mucho a Becquer y a Neruda, no.

             “Calla, mi china”, respondió con soberbio alegrón el vejestorio a la jinetera. Los mamoncitos (chupetones) que lucía orgulloso alrededor de su cuello arrugado atestiguaban que aún fluía sangre por sus venas. ¡Enhorabuena, campeón! Tras tanto tiempo invertido en estas chicas tarifadas hasta les copió su argot.

              Para los cubanos, por mecanismos mentales inexplicables tras un cóctel racial de cuatro siglos y medio, una amante mulata puede ser “mi china”, y una blanca, “mi negra”. Para gustos, los colores...

Imagen de jMoreta

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.