Clasificado en:

Los caminos del Mar Negro (VII): Monasterios en la niebla

        Sumela, entre los bosques oscuros de cedros y abetos y las manchas claras de alisos y hayas de los Alpes Pónticos, colgada a medio risco dentro de una cóncava del escarpado... Los días en que la neblina corre y enreda sus hilachos entre los árboles espesos y baja desde los picos, el valle adquiere un encanto mágico. La visión del monasterio desde el riachuelo ruidoso es sobrecogedora. La ascensión, por el sendero dentro de la selva alpina, el necesario rito de iniciación al misterio. Sumela está a 1.680 metros.

         La leyenda cuenta que Sumela fue fundado por dos monjes que encontraron, en la cueva, un retrato de la Vírgen -negra de rostro- pintada por el mismo apóstol san Lucas. El emperador Justiniano lo visitó y engrandeció. Fue uno de los centros más importantes de la Iglesia Ortodoxa hasta que, una noche de 1923, los monjes, una veintena, dejaron los panes sobre la mesas, los incunables iluminados en la biblioteca y los iconos santos en las paredes, y huyeron. Turquia y Grecia iniciaban su trágico intercambio de poblaciones, la expulsión de dos millones de personas de las casas, las calles y los pueblos donde sus antepasados habían vivido desde hacía siglos, o incluso milenios. Al llegar a Trabzon, a los monjes les hicieron un sitio en un velero cargado de refugiados, el Lloyd Triestino, y se fueron para siempre. Una pérdida irremediable se abatio sobre estas montañas.

         En pocos años de abandono y vandalismo, Sumela fue una ruina. Muchos de sus tesoros se dispersaron o destruyeron. Ahora, el visitante que entra por sus escalinatas, la encuentra en plena restauración. El tiempo dirá si el resultado es acertado. Pero admirará los frescos que cubren la gran gruta y las paredes de la capilla, las celdas monacales restauradas, el aire vivo, la olor a resina.

         Sumela es una maravilla. pero también uno solo de los monasterios desvalidos que guardan la sierra de Zigana y toda la cordillera de los Alpes Pónticos -Dogu Karadeniz Daglari-. Vazelon y San Jorge Peristera son los otros dos más importantes.

 

Imagen de jBartroli

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.