Fascinación por Tierra de Fuego (V): El mar y la leyenda

         Otro museo magnífico de Ushuaia: el Museo del Fin del Mundo. Está frente al mar en un edificio del año 1903, antiguo Banco de la Nación. Espléndido el mascarón de proa rescatado de un naufragio: una dama de los mares volando por encima la cabeza de los visitantes. En las salas te paseas entre modelos navales, objetos recogidos de los buques que se fueron a pique con el casco partido que tienen la patina del mar y el encanto de las cosas con una historia detrás, puntas de flecha, arpones y anzuelos que los aborígenes fueguinos hacían con hueso, marfil o piedra, y animales disecados; después, te paras delante de la reproducción de una pulpería de época, miras los lomos de cuero de los viejos libros de la biblioteca, quizás hojeas alguno y, así, te vas impregnando del ambiente de naufragios, convictos, indios y aves vistosas que es la leyenda de la isla.

         Pocos parajes marítimos han alimentado tantos libros de aventura como el cabo de Hornos. Durante un siglo largo fue una de las rutas más temidas por capitanes, marinos, armadores y agentes de seguros. Su solo nombre dejado ir al azar provocaba escalofríos y santiguamientos a los supersticiosos hombres de la mar. Únicamente los más violentos o los más desesperados, o quizás los que buscaban una gloria más rápida, se atrevían a enrolarse en los bergantines que cubrían el pasaje de Hornos.

         Los que lo hacían, y sobrevivían, volvían con relatos de aventuras sobrehumanas, de tempestades terroríficas, de las fuerzas de la naturaleza desatadas de la manera más violenta y diabólica. Eran los propagadores de la leyenda.

         Y no era una leyenda sin motivo. Unas muy especiales condiciones meteorológicas -la confluencia de las aguas frías de la convergencia antártica con las más calientes del Atlántico y del Pacífico- hacen del estrecho de Drake escenario habitual de tempestades. La implantación del vapor le restó peligro, y la apertura del Canal de Panamá, ahora hace un siglo, hizo morir el mito.

Imagen de jBartroli

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.