Birmania: los límites del derecho internacional

Dos semanas después de que el ciclón Nargis golpeara de forma devastadora la región del delta del Irrawaddy, la junta militar birmana sigue impidiendo la llega de ayuda humanitaria a gran escala, necesaria para salvar la vida a los cientos de miles de supervivientes atrapados sin recursos en la zona siniestrada. La actitud de la junta militar, que oprime el país desde hace más de 40 años y que no duda en apropiarse para beneficio propio de la ayuda humanitaria que logra entrar a cuenta gotas, muestra los límites y las carencias del actual derecho internacional y de la capacidad de acción de las Naciones Unidas.

 

La Unión Europea (UE), primer donante mundial de ayuda humanitaria, ha tenido que enviar a Rangún al comisario europeo de Desarrollo, Louis Michel, para tranquilizar la paranoia de los generales birmanos y asegurarles que la ayuda internacional no se utilizará para sabotear su poder. La ayuda humanitaria europea es “neutra, imparcial e independiente”, recordó el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de extraordinario de la UE, celebrado el pasado 13 de mayo para coordinar los esfuerzos para hacer llegar a la población birmana la ayuda internacional. Pero de momento los esfuerzos han sido infructuosos. Louis Michel abandonó Birmania el 16 de mayo sin haber logrado que la junta militar autorizara la llegada de expertos humanitarios en la escala requerida. Sólo un grupo de unos 150 médicos asiáticos han obtenido el permiso para acceder a las zonas más desvastadas.

 

El derecho de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de las cinco potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial --EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China-- impide la adopción de resoluciones que puedan alterar el statu quo o abrir la vía para una involucración internacional en los asuntos internos de los estados. Así acaba de ocurrir ahora en el caso birmano con la pretensión francesa de invocar en el Consejo de Seguridad el principio de la “responsabilidad de proteger”, lo que fue vetado por China.

 

Francia, a pesar de que aspira a desempeñar el papel de adalid internacional de las causas justas, constituye en realidad uno de los principales apoyos económicos de la junta militar birmana a través de la compañía petrolífera Total. Sólo en impuestos, Total inyectó el año pasado 125 millones de euros a las arcas de la junta militar. Francia también ha impedido en la UE la adopción de sanciones eficaces contra la junta birmana, incluso después de la violenta represión de las protestas pacíficas de los monjes.

 

El principio de inviolabilidad en la soberanía de los estados y de no interferencia en sus asuntos internos, que rige el orden internacional, permite a muchos regímenes autoritarios perpetuarse en el poder mientras no constituyan una amenaza para la seguridad internacional. Pero también garantiza la convivencia pacífica de los estados y ha limitado el alcance de los conflictos bélicos desde la mitad del siglo pasado.

 

La reciente y funesta invasión anglonorteamericana de Irak, pretendidamente liberadora y democratizadora, muestra con su descomunal e inconcluso balance de muerte y destrucción el trágico destino que espera a las intervenciones militares injustificadas y sin el pleno respaldo de la comunidad internacional.

 

Sin embargo, las sucesivas y sangrientas guerras que devoraron la antigua Yugoslavia en los 90 muestran también las desoladoras consecuencias de la parálisis e incapacidad de la comunidad internacional para actuar a tiempo y desactivar las crisis antes de que sea demasiado tarde.

 

La UE intenta que su gestión diplomática permita abrir las puertas de Birmania a la urgente ayuda humanitaria. Pero el “softpower” europeo no parece haber logrado aún la contundencia y la eficacia requeridas para salvar a las miles de personas que corren el riesgo de fallecer por el empecinado bloqueo de la junta birmana a permitir un libre acceso a las organizaciones humanitarias a la zona devastada por el ciclón.

Imagen de eOliveras

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.