Clasificado en:

La ceguera de la UE hacia Serbia

La Unión Europea (UE), obligada por Holanda y su aliada Bélgica, se está comportando con Serbia como si el país estuviera aún gobernado por el régimen autoritario de Slobodan Milosevic y parece olvidar que el tirano que inundó de sangre los Balcanes en la década de los noventa fue derribado por el propio pueblo serbio en octubre del 2000.

Imagen de eOliveras

Los biocarburantes, un error que saldrá muy caro

La Comisión Europea, con el exceso de celo de los nuevos conversos, propuso en enero del 2007 que el plan estratégico europeo para frenar el cambio climático incluyera que en el 2020 el 10% de los combustibles utilizados en el transporte en la Unión Europea (UE) debían ser biocarburantes.

Imagen de eOliveras
Clasificado en:

No humillar a China

Hay muchas maneras de hacer presión política sobre un Estado para conseguir
un cambio de comportamiento político. Pero siempre hay que evitar humillar a
ese país en público, porque esa actuación suele tener como resultado el efecto
contrario al buscado: una reafirmación defensiva frente al exterior del
comportamiento que se quiere modificar, con el agravante de generar una ofensa
que complicará aún más en el futuro cualquier gestión diplomática encaminada a

Imagen de eOliveras
Clasificado en:

Kosovo, un cúmulo de errores

De la misma manera que en la década de los noventa la Unión Europea (UE) fue incapaz de pilotar una voladura controlada de la iniciada fragmentación de Yugoslavia que hubiera evitado las sangrientas guerras que se sucedieron, la UE ha dejado ahora que Estados Unidos le cree un nuevo avispero en el corazón de la región más explosiva e inestable de Europa desde hace más de 150 años.

Imagen de eOliveras

Bajo el influjo de Ítaca

Ítaca, la isla de Odiseo, el más humano de los héroes griegos, que no vaciló en descender hasta las mismas puertas del Averno. Ítaca, el entrañable poema de Konstandinos Kavafis, que representa esa pasión de querer ir siempre más lejos, de querer descubrir que hay detrás de la última colina, al otro lado de las montañas, de no poder vivir sin averiguar que se esconde más allá de la línea del horizonte.

Imagen de eOliveras
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de eOliveras