Un "pirata" en la Eurocámara

Christian Engström es el primer pirata que desembarca en el Parlamento Europeo. Vicepresidente del nuevo Partido Pirata sueco, que obtuvo más del 7% de los votos en las recientes elecciones del 7 de junio, se ha fijado como principales objetivos evitar que la pesadilla orwelliana del Gran Hermano que lo controla todo se convierta en realidad y lograr que el intercambio no comercial de ficheros de Internet deje de ser algo ilegal.

Christian Engström, eurodiputado del Partido Pirata sueco"En la antigua Alemania oriental, el Estado con sólo lápices, maquinas de escribir y ficheros de papel llegó a controlar con facilidad lo que hacía y decía la población del país durante varias décadas. Con los actuales ordenadores, todo eso se puede realizar un millón de veces más rápido y eficaz", me comentó Engström durante una de sus primeras visitas a la Eurocámara en Bruselas.

Por ello, subrayó, son tan peligrosas las leyes de control de las telecomunicaciones privadas que se están adoptando los distintos países con la excusa de la amenaza terrorista o de las descargas de ficheros de Internet. "Hay que preservar el derecho a la privacidad de las comunicaciones, porque es uno de los derechos fundamentales de una democracia", insistió.

"Las nuevas tecnologías cambiarán nuestra forma de vida para siempre y pueden conducirnos a una sociedad de pesadilla, realmente terrible", advirtió. Pero, al mismo tiempo, destacó, "ofrecen unas posibilidades fantásticas de activismo político ciudadano", como demostró la movilización ciudadana internacional contra el proyecto de directiva europea de patentes de software.

Este licenciado en matemáticas y ciencias informáticas por la Universidad de Estocolmo llegó a la política "un poco por causalidad", según explica el mismo. En el 2004, asistió a una conferencia organizada por la Fundación para una Infraestructura de Información Libre (FFII, en inglés) que le empujó a sumarse como activista a la campaña internacional contra el proyecto de directiva europea de patentes de programas informáticos. El polémico proyecto de directiva fue finalmente rechazado por la Eurocámara en julio del 2005.

Su vinculación con el Partido Pirata desde sus inicios arranca de un reportaje televisivo. "Al llegar a casa tras volver de las vacaciones de Año Nuevo en el 2006 puse la televisión y emitían un reportaje sobre el recién fundado Partido Pirata. Ya el nombre llamó mi atención y me atrajo su agenda. Me conecté a Internet para conocer más detalles y me inscribí de inmediato. Y desde entonces he estado trabajando de forma gratuita para el partido".

Como los bucaneros del siglo XVII, Engström también pretende subvertir el orden establecido y defiende una radical reforma de la legislación sobre la propiedad intelectual que desatará las iras de la industria audiovisual y de los propios autores.

El principal objetivo es lograr que el intercambio y uso no comercial de los productos culturales sea libre. "Si miramos atrás hace 20 años, cada persona podía hacer copias privadas de lo que quería, prestar los libros y los discos, grabar canciones de la radio, sin que nadie dijera que era ilegal y nadie era perseguido", recordó Engström.

"Ahora las leyes de la propiedad intelectual se inmiscuyen en la vida privada de la gente, quieren controlar las conexiones a Internet, con quien se comunica cada ciudadano. Hoy cada joven vulnera cada día las leyes de la propiedad intelectual en su vida cotidiana. Por ello, esas normas se han alejado de la realidad", argumentó.

Frente a las aseveraciones de la industria audiovisual de que el intercambio de ficheros por Internet paralizará la creación cultural, Engström responde que "las estadísticas muestran los ingresos de la industria cultura se han mantenido constantes en los últimos diez años con una pequeña alza". "La gente sigue gastando tanto dinero en los productos culturales como solía hacerlo. Si han bajado los ingresos por la venta de discos, los ingresos por las actuaciones en directo se han disparado", añadió.

Engström se ha incorporado al grupo de los Verdes de la Eurocámara, porque "son los más próximos" a sus posiciones. En los otros temas ajenos a la agenda política del Partido Pirata, depositará su confianza en el criterio y de los demás miembros del grupo de los Verdes y secundará sus posiciones. Sólo lamenta que con su activismo político desde hace cinco años ha dejado de programar y lo hecha de menos. “Pero quizá pueda ser más útil de este modo”, comentó.

La entrevista completa puede leerse en:

http://elperiodico.com/BLOGS/blogs/eliseooliveras/archive/2009/07/16/un-pirata-en-la-euroc-mara.aspx
 

Imagen de eOliveras

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.