Bruselas al servicio de EEUU

Cuando sería impensable para el Gobierno de Estados Unidos –e inaceptable para el pueblo norteamericano—ceder los datos personales de los ciudadanos estadounidenses a una potencia extranjera, la Comisión Europea propone de nuevo a los Veintisiete que acepten ceder todos los datos personales de las transferencias financieras que efectúan los ciudadanos y empresas europeas a EEUU.

Con la excusa de la lucha antiterrorista, la Comisión Europea pidió ayer a los Veintisiete que le autoricen a negociar con EEUU un acuerdo internacional que permita a Washington espiar las transacciones financieras de los ciudadanos y de las empresas de la Unión Europea (UE).

El anterior acuerdo SWIFT que permitía ese espionaje fue anulado el pasado febrero por el pleno del Parlamento Europeo en una votación histórica, porque violaba de forma flagrante la legislación europea. El citado acuerdo permitía el acceso indiscriminado de Washington a todas las transacciones financieras europeas a través de la empresa SWIFT, que centraliza el tráfico mundial informático de los datos de esas transferencias. 

El nuevo acuerdo que propone la Comisión Europea introduce por primera vez algún tipo de control significativo sobre esos datos cedidos, después de tantos años de permisividad total y alarmante sometimiento del Ejecutivo comunitario de José Manuel Durao Barroso a los dictados de Washington.

Pero la propuesta sigue sin resolver la cuestión central de este asunto: ¿Por qué la UE, que está obligada a proteger los derechos de sus ciudadanos, debe entregar datos sensibles personales de toda su población a una potencia extranjera?

La lucha contra el terrorismo no es una excusa válida para esa cesión de soberanía y libertades sin precedentes. Si la Administración norteamericana tiene sospechas fundadas sobre las actividades terroristas de cualquier persona residente en la UE, tiene la posibilidad de acceder rápidamente a esos datos vía una petición judicial a las autoridades nacionales concernidas gracias a los acuerdos de colaboración existentes entre la UE y EEUU.

¿Si esa información está disponible cuándo realmente es necesaria, por qué esa insistencia en tener acceso a todos los datos personales de las transferencias financieras? ¿Por qué quiere el Gobierno norteamericano espiar las transacciones financieras europeas?

Desde el Parlamento Europeo se ha advertido en distintas ocasiones del riesgo que existe de que EEUU utilice ese acceso a los datos de las transferencias de empresas europeas para el espionaje comercial y empresarial en perjuicio de la UE y a favor de las compañías norteamericanas, que dispondrían así de una ventaja desleal en la feroz competencia económica internacional existente en nuestro mundo globalizado.

El argumento tan manido de reforzar la seguridad ante la amenaza terrorista tampoco constituye una razón válida para aceptar esa vulneración de las libertades y derechos fundamentales europeos. También podría haber más seguridad –o más abusos del estado-- si un policía o una cámara vigilaran el interior de cada vivienda, pero nadie en su sano juicio permitiría eso.

¿Entonces por qué permitir que una potencia extranjera tenga acceso a nuestros datos y transferencias financieras? ¿Por qué permitir el espionaje de ciudadanos libres de cualquier sospecha y tratarlos como probables criminales mientras no demuestren lo contrario? ¿No subvierte esto nuestros principios básicos democráticos, el Estado de Derechos y las libertades y derechos que tantos siglos ha costado conseguir?

Las autoridades norteamericanas se han distinguido en un pasado inmediato, y nadie garantiza que no vuelvan a comportarse así en un futuro muy próximo, por considerar que el fin justifica cualquier medio, por manipular y falsear datos, mentir públicamente ante la ONU, por invadir y destruir países (Irak) sin ninguna justificación, por retorcer las leyes para amparar la tortura, por secuestrar a presuntos terroristas no para juzgarlos, sino para entregarlos a regímenes autoritarios para que sean torturados….

Ante esta situación, ¿Cómo la UE puede aceptar dar a EEUU un poder tan enorme sobre la vida privada de los ciudadanos europeos?

 

Imagen de eOliveras

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.