FLUJO Y REFLUJO

Durante la II Guerra Mundial, en plena contraofensiva del frente ruso, Ève Curie –hija de Marie y Pierre Curie- es la primera corresponsal extranjera en visitar la reconquistada aldea de Yasnaya Polyana.

Imagen de dFernandez-Castro

DR. SHELLEY & MR. DOPPELGÄNGER

La muerte de Percy B. Shelley, ahogado el 8 de julio de 1822 en la bahía de la Spezia, podría haber sido intuida por el propio poeta unos días antes. Eso explicaría que se comportara de manera tan irracional en medio de una tormenta, dando trapo a su embarcación presa de un estado de total alteración. Al menos eso es lo que pretende justificar una leyenda en torno a su muerte.

Imagen de dFernandez-Castro
Clasificado en:

LAS NO ISLAS VIII. ECOSISTEMAS FLOTANTES

En 1910 el artista catalán Santiago Rusiñol viajó por Argentina y de su periplo quedó el relato De Barcelona al Plata. En él cuenta cómo, al remontar el delta del Paraná, su barca debió sortear unas islas flotantes que bajan arrastradas por la corriente. Unos ecosistemas en los que crecían árboles e, incluso, daban cobijo hasta ciervos.

Imagen de dFernandez-Castro
Clasificado en:

¡FELIZ HOLI!

Dejar atrás el pelmazo invierno y acomodarnos para la irrupción de la primavera, siempre es como para celebrarlo. Y si, además, uno se mimetiza embadurnándose de colores chillones al igual que harán flores y árboles en breve, la comunión es total.

Imagen de dFernandez-Castro

EL DESAFÍO DE CHATWIN

Todo aquel que se sienta tocado por la escritura de libros de viajes tiene un desafío pendiente, un apasionante libro de viajes e investigación por escribir. Cada colectivo parece cargar con un enigma por resolver, una ecuación por formular, una teoría que confirmar… y los amantes del género viajero deberíamos sentirnos, en algún momento, tentados de recoger el proyecto que Bruce Chatwin dejó inconcluso por su temprana muerte. ¡Ojo!, y que ya advirtió que era un tema muy, pero que muy, enrevesado.

Imagen de dFernandez-Castro

LORD JIM PILOTA UN CRUCERO

Después del bochornoso naufragio del Costa Concordia al embarrancar frente a la isla de Giglio, después de ver su superestructura recostada como un hipopótamo haciendo la digestión en una ciénaga, tras este drama aparece un tema universal: ¿estamos a la altura cuando la situación lo requiere?

Imagen de dFernandez-Castro
Clasificado en:

Schmiss, la sonrisa petrificada

Cuando hablamos de escarificaciones nos vienen a la mente los rostros y cuerpos de africanos surcados por cicatrices, pero en Europa, hasta la primera mitad del siglo XX, también se practicó. Y no por elementos del lumpen, todo lo contrario, si no por las elites universitarias alemanas.

Imagen de dFernandez-Castro
Clasificado en:

EL REMO DE CONRAD

La sombra evocada del adivino predijo un viaje interior con un remo al hombro, hasta que encontrara hombres que jamás hubieran contemplado barcos y remos.

Imagen de dFernandez-Castro

Ungüento de momia

A la pregunta: ¿Estaba extendida la práctica del canibalismo en Europa?, la respuesta es no. Eso sí, siempre que por canibalismo entendamos alimentarse de otros miembros de una misma especie. Pero, sensum strictum, sólo el verbo alimentar nos separa de ese acto porque, hasta el siglo XIX, en Europa se consumió carne humana en pequeñas cantidades. Y es que desde la antigüedad la carne de momia había sido un ingrediente muy habitual en las farmacopeas.

Imagen de dFernandez-Castro
Clasificado en:

Gabinete de curiosidades marinas

En un mercadillo de Barcelona, por un precio razonable comparado con su valor de mercado, me hice el otro día con tres libros de la histórica editorial Montaner y Simón. Se trata de dos tomos sobre la historia de la India y un volumen titulado Los misterios del mar. Son ediciones de 1901 y están magníficamente editados. Sus tapas están grabas.

Imagen de dFernandez-Castro
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de dFernandez-Castro