Clasificado en:

Sumilliers de la tierra

En un artículo anterior hablé de los geófagos, los comedores de tierra. Permítanme ahora presentarles a los glitívoros, los sumilliers en cuanto al firme se refiere.
En sus andanzas por Sudamérica Ciro Bayo (injustamente olvidado como precursor de la literatura de viajes española), se topó en la alta amazonía con los indios itonamas, que se preparaban unas “albondiguillas de una arcilla grasienta, que puestas al fuego y humedecidas luego con un poco de agua roían”. Y es el propio Bayo en su libro Las grandes cacerías americanas el que se apresura a establecer una distinción entre geófago, “un borracho”, y el glitívoro, “un aficionado a los buenos vinos”. Y según le informaron los itonamas, esa tierra comestible les evitaba malas digestiones, calenturas y, además, la encontraban de exquisito sabor. Vamos, todas unas sales de frutas pero encima sabrosísimas.
Así como el término geófago está plenamente aceptado, el origen del palabro glitívoro es más confuso. Bayo lo atribuye al científico y viajero alemán Alexander von Humboldt, quien en sus viajes en el siglo XIX por Sudamérica, dio noticia de esta práctica y acuñó el término a partir de “glis”, arcilla en latín. He tratado de hallar esta afirmación en la voluminosa obra de Humboldt mediante la búsqueda por palabra llave -arcilla, glitívoro, glis, tierra…- en sus obras en e-book sin obtener ningún resultado.
También la elección del término “glis” es poco común. Si bien en latín “glista” denomina tierra o lombriz (los polacos conocen nuestra ascaris lumbricoides, vamos la lombriz intestinal, como glista ludzka), el término “glis” tan sólo lo he hallado recogido en el Manuale Latino-Hispanum de Stephano Ximenez editado en 1808. De ahí que el término glitívoro tan sólo se lo he oído nombrar a Bayo.
También es interesante la mutación de su propia opinión al respecto. La primera referencia que he hallado en sus obras aparece en su Vocabulario criollo-español sud-americano, publicado en 1910. En la entrada “Llipta o llucta” escribe: “Pan mineral o pasta alcalina compuesta de ceniza de quinoa, de papas, de cardón hediondilla, de maíz tierno, de molle y otros vegetales, a las que se añade cal de modo que la masa resulta bastante dura, y así gustan los indios quichuas de tomar cuando acallan coca, a fin de dar a esta sazón, a manera de sal. (…) La llipta, aunque de compuestos vegetales, puede incluirse entre los subrogantes minerales que han dado origen a la clasificación de y entre pueblos de distintas zonas”. Posteriormente vuelve a aparecer en El peregrino en Indias, editado un año más tarde, en el que comenta: “Usan la tierra como subrogante mineral en tiempo de hambruna, cuando los rebalses de los ríos les impide dedicarse a la pesca, suprimiéndose en tiempos mejores”. (…) Tomada en pequeñas dosis entona el estómago y que su masticación les conserva esa dentadura de marfil que para sí quisiera la dama más pulcra. En cambio, a ella debe atribuirse el origen de tantas fiebres malignas que envenenan la sangre de estos indios. (…) Según Humboldt, el glitivorismo se desarrolla con preferencia en los climas cálidos en los que el hombre no necesita ni puede cargar el estómago de verdaderos alimentos sin exponerse a indigestiones y otras enfermedades peores”. Y tras recoger el testimonio de los cultivadores de caucho que lo califican de desorden alimenticio que les causa muchas bajas entre sus trabajadores nativos, Bayo se posiciona: “En esto me fundo para decir que el glitivorismo no es un placer inocente, sino un vicio perturbador de los sistemas circulatorio y gástrico. El polvo de diente de caimán se emplea mucho aquí para curar la obstrucción que proviene de comer tierra”.
Pero curiosamente en su última cita al tema, en Las grandes cacerías americanas (1927), vuelve a ponderar su uso: “En pequeñas dosis entona el estómago y les sirve de subrogante mineral”. Algo así como aquello de que no hay veneno si no dosis.

Imagen de dFernandez-Castro

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.