Imagen de dFernandez-Castro

David Fernández de Castro

Yo solo leo libros de viajes

No soy un gran viajero, más bien un teórico diría yo. Mis proezas viajeras no impresionan mucho a mis interlocutores, pero mi máxima: “Yo solo leo libros de viaje” despierta en ellos reacciones sorprendentes y más de un comentario jocoso; y el caso es que devoro todo lo que cae en mis manos del género. Me pasa igual que al bueno de Kant, que en una de sus clases describió con tanto detalle los márgenes del Támesis, que un inglés que pasaba por allí le invitó a alojarse en su casa la próxima vez que visitase Londres, a lo que el prusiano contestó sorprendido: “¡Pero si yo nunca he estado en Londres!”. No obstante, en un aprieto, siempre puedo dejar caer, como quien no quiere la cosa: “Cuando estuve alojado en el mismo hotel que Bruce (Chatwin) en Cotonou, Benín...” y rezar para que no me pregunten más, porque aparte de Benín y el desierto de Atacama (y ambas fueron por trabajo) poco mundo he visto.

 
  • Participa en el blog desde hace
    10 años 18 semanas