Europa: Algeciras / 15.02.2011 / 263 km

Aun estábamos acostumbrándonos al hecho de viajar en bicicleta. Aun nos despertábamos en mitad de la noche, asustados ante cualquier mínimo ruido, cuando acampábamos en medio de ningún lugar.




Nos habíamos familiarizado con la lluvia, que acababa introduciéndose por cualquier descuidado hueco entre la ropa y mojando hasta el último rincón seco de nuestros cuerpos. También con el frio, que congelaba la punta de los dedos de las manos impidiéndonos conducir bien la bicicleta, y con la fuerza del viento que cerca de Gibraltar nos intentó tirar de la carretera y arrastrar bajo las gigantes ruedas de los camiones. Pero la alerta roja, tantas veces anunciada en la televisión que no teníamos, no nos iba a frenar.



Aparecieron los primeros dolores, la fuerte contractura de gemelos o aquella tortícolis incipiente. La falta de entrenamiento, el pesado equipaje y el mal tiempo dificultaron las primeras etapas en Andalucía. Las cuestas se sucedían y yo sólo deseaba que el carrito se desprendiera del tándem y cayera cuesta abajo perdiéndose en la nada. A pesar de haber optimizado al máximo al equipaje, en esos momentos, cuesta arriba, sientes cada kilogramo en tus piernas, y te hace replantearte una vez más qué es realmente imprescindible. Te sobra todo y te quedas con lo estrictamente necesario. Comenzamos a desechar las primeras prendas de vestir, y otros objetos.




En tres días habíamos llegado al punto de partida oficial de nuestro viaje. Algeciras huele a los 14 km que la separan de Marruecos, los mismos que separan el océano del mar. Nos preguntábamos si en poco más de un año seriamos realmente capaces de llegar a  la otra columna de Hércules, en África.


Tandem-Nostrum
http://vimeo.com/user5915389/videos
 

Imagen de miviaje

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.