Afganistán hace mucho tiempo.

En los primeros 70 fui a Afganistán en dos ocasiones. Por tierra, que era como viajábamos entonces porque abundaba el tiempo pero no el dinero .
Descubrí un país secreto, del que nada entendí pero que me fascinó.

Imagen de aPadrol

¡Somos españoles, queremos salir de aquí!

Con esta rotundidad manifestaban en una pancarta sus deseos (¿o acaso lo consideraban derechos?) algunos de los turistas españoles bloqueados en Bangkok por la ocupación del aeropuerto internacional de Suvarnabhumi.

Imagen de aPadrol

Entrevista a Ella Maillart - Tercera parte

-En "Oasis interdites" Vd. olvida el calendario por completo, no le hubiese importado que el viaje fuese infinito, todo lo contrario. Para Vd. aquella era la vida de verdad, y no la otra, la que le esperaba en la India Británica.

Imagen de aPadrol

Entrevista a Ella Maillart - Segunda parte

-Pero dígame, en aquellos años no debían de haber muchas  mujeres que hiciesen lo que Ustedes hacían y preparaban. Imagino que socialmente chocó a muchos.

"-Nuestra independencia y nuestro nivel de navegación eran tan altos que nuestras familias acabaron por confiar en nosotras." 

Imagen de aPadrol

Entrevista a Ella Maillart - Primera parte

Quedan atrás kilómetros de curvas imposibles, de precipicios, de espectacular naturaleza alpina. Ella Maillart ha elegido como residencia la aldea más alta de Suiza: Chandolin, en el valle de Anniviers.  Su chalet minúsculo, ¿40 metros cuadrados? ,  construido sobre un terreno de inclinación vertiginosa domina el valle. Es un horizonte de postal: el Cervino, la Dent Blanche, picos, glaciares.

Imagen de aPadrol

Entrevista a Ella Maillart - Presentación

En el otoño de 1994, durante un viaje a Suiza, y por mediación de un amigo común, tuve la buena fortuna de entrevistar a Ella Maillart. Una autora que muchos años atrás había alimentado decisivamente mis sueños viajeros.

Imagen de aPadrol
Clasificado en:

Shogún en Patagonia

No es tarea fácil escoger lectura para llevar a la montaña. Tres son las variables a tener en cuenta: tamaño, grosor y peso.

Tamaño: debe adaptarse cómodamente al bolsillo o la mochila.

Grosor: idealmente tiene que durar como mínimo lo que el recorrido.

Peso: el gramaje es algo que el montañero nunca olvida. Debe ser ligero.

Imagen de aPadrol
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de aPadrol