Historia de dos ciudades (entre San Sulpicio y Hawksmoor) (Aruite 4)(*)

Fortaleza que me llamó desde el cruce de St. Germain y Condé: sus torres se iluminaron después de que se abriera una brecha en el cielo del sudoeste. Yo venía derivando en pos de una idea tan imprecisa como los charcos que estuve sorteando en el Memorial de los mártires de la deportación, en el extremo este de la Isla de la Cité. Atravesé el puente del Arzobispado y su herrumbrosa floración de candados que prometen amor eterno (tomé conciencia de ellos en el puente de San Pablo, en Cuenca).

Imagen de aBarbera

Ligustro en el Campo Sud (o La reticencia del remisero)

 El chico observaba al oso durante horas desde el cerco de ligustro. La escena sucede en Adrogué, al sur de Capital Federal. Un recuerdo de infancia de Emilio Renzi -alter ego de Ricardo Piglia- que se cuela en la página 46 de Camino de Ida, su nueva novela. (En este preciso instante, 18h47 del sábado 7 de diciembre, acabo de alcanzar la página 121.

Imagen de aBarbera

Un fantasma demorado (Aruite 3) (*)

No encontrar el camino en una ciudad no significa gran cosa; sin embargo, perderse en una ciudad como uno se pierde en un bosque exige toda una educación. Walter Benjamin

 

 

 

 

Imagen de aBarbera

Una Zeta y la Difunta Correa (Aruite 2) (*)

Dallas me enviaba hace unos días esta cita de Iain Sinclair:  "Caminar es la mejor forma de explorar y explotar la ciudad; los cambios, transformaciones y claros en el casco de nubes, el movimiento de la luz en el agua. La deriva premeditada es el modo recomendado, caminando sobre tierra asfaltada en atenta ensoñación, permitiendo que la ficción de un patrón subyacente se nos revele."

Imagen de aBarbera

El perito Moreno y las aficiones del doctor Mortimer

"Me interesa usted mucho, señor Holmes. No había esperado ni mucho menos un cráneo tan dolicocefálico ni un desarrollo supraorbital tan bien marcado. ¿Le importa que le pase el dedo por la fisura parietal? Señor mío, un vaciado en yeso de su cráneo sería el ornato de cualquier museo de Antropología mientras no esté disponible el original. Sin ánimo de caer en la adulación, le confieso que desearía poseer su cráneo." (El perro de los Baskerville)

Imagen de aBarbera

福島, isla afortunada

No es raro que un topónimo diga lo contrario de lo que supuestamente nombra.  El Río de la Plata es un caso espectacular de topónimo exagerado: no solo no arrastra plata sino que su color rojizo-terroso-azulado (corriente zaina, escribió Borges) decepciona al viajero ingenuo que se fia demasiado a los nombres.

Fukushima. Literalmente: isla afortunada.

Imagen de aBarbera

Dive Bar

 Barcelona, 2 de agosto. En el estanquito de Corts y Muntaner. Los caballeros las prefieren rubias y los belgas, Hoyo de Monterrey. Montecristo rasca: más apto para gustos ibéricos. 

 

Más tarde, me acercaré a ese dive bar (un tugurio), en donde me veré con un amigo, un superviviente del último exilio argentino (2001-2002) en Barcelona. Bar para bucear. (Durante la cena, una inglesa habla de bucear -diving- en México.)

 

Más tarde:

 

Imagen de aBarbera

Drifting (Aruite 1)

A pie. Drifting. El mundo es otro a pie. Sólo caminando se advierte la medida de las cosas. "The only way to keep freedom of movement is to walk." (Iain Sinclair, "The London Perambulator")

Imagen de aBarbera

Prenzlauer Berg-Kreuzberg, un eje posible

Anduve evitando Kreuzberg. Me tenía que ver con gente amiga y los quise traer hacia mi barrio, mas al final prevaleció el número (¡eran más!) "and I took the locomotive to Kreuzberg". No me apetecía nada moverme hacia allá después de haber estado pateando durante varios días los coventillos de Mitte y Prenzlauer Berg. A los conventillos de Berlín los llamaban a principios del siglo XX Mietskaserne, "cuarteles de alquiler", y en algunos llegaban a vivir apiñadas más de 2000 personas.

Imagen de aBarbera

Táin

El acompañante del conductor me explicó la forma de encontrar una corbata antes de las 9 de la mañana en Dublín. La autopista estaba colapsada (“a car crash”) y el compadrito le dijo al conductor del autobús: 

-       Echa por Santry Road.

Santry Road es la antigua carretera del aeropuerto.

Imagen de aBarbera
Distribuir contenido Suscribirse a Cuaderno de aBarbera