Clasificado en:

APRECIAR LA BELLEZA

 

Cuando viajamos buscamos sorprendernos por ejemplo por el color turquesa de una playa exótica, por la frondosidad de una montaña o por el caos peculiar de una ciudad entre miles de detalles.

Pero llama la antención que sea el mismo sol que vemos tanto si estamos en Barcelona, Hawai o el Caribe y siempre el mismo mar que nos rodea pero con diferentes nombres los que nos sorprendan de una forma diferente dependiendo del lugar del mundo en el que nos encontramos.

 
Viajamos para buscar lugares exóticos, paraísos anhelados, paisajes indescriptibles para apreciar su belleza y al regresar nos damos cuenta que esa belleza es efímera y que habrá sitios que no volveremos a ver nunca más.

Es por eso que para poder retener la belleza en nuestro recuerdo de esos lugares especiales hacemos cientos de fotografías con la idea de atrapar esos momentos irrepetibles y guardarlos en nuestra memoria para volverlos a contemplar una y otra vez.

Sin embargo nuestro planeta está repleto de lugares maravillosos pero debemos aprender a contemplar la belleza de nuestra ciudad ya que esconde también lugares recónditos y únicos para otros muchos turistas pero tan familiares para nosotros que la mayoría de veces los contemplamos sin apenas asombro.

Mi ciudad es Barcelona y puedo decir que estoy enamorada de ella porque he aprendido a mirarla con ojos de un turista y cada día me sorprende más. De ella os hablaré en varias ocasiones en mi blog. I LOVE BCN!

 
... nunca veremos la belleza de un lugar hasta que no descubramos la belleza de donde vivimos ...

Seguir leyendo en http://travelonoff.blogspot.com

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.