Clasificado en:

El paraíso es una isla, por lo tanto es el infierno (y 5)

¿Y la isla del tesoro? También está: es la isla del Coco, a 550 kms. de la costa del Pacífico de Costa Rica, declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Parece ser que en ella se inspiró R.L. Stevenson para escribir su novela. Judith dice que está deshabitada, pero no es realmente así, pues hay guardias forestales y voluntarios que se turnan cada dos meses, y no para buscar el tesoro, sino precisamente para protegerla de los cazatesoros y de los pescadores ilegales.

Lógicamente, la historia que nos cuenta tiene que ver con ello. Se trata de la de August Gissler, quien después de pasarse 16 años agujereando la isla, cuando se marchó en 1905 el botín que se llevó fue sólo de 30 monedas de oro. Afortunadamente, añado. Lo que son las cosas, en agosto leí una noticia según la cual la bióloga alemana Ina Knobloch está preparando una expedición internacional tras los pasos de Gissler, de 10 días de duración para enero o febrero del año próximo con esta misma finalidad. Será la primera autorizada por el gobierno de Costa Rica desde que en 1994 prohibió estas actividades.

Sinceramente, no le deseo suerte, prefiero que el tesoro, de existir, se quede sin descubrir y no me gustaría que la “isla del tesoro” pasara a ser la “isla sin tesoro”. Es más, si pudiera, les daría ideas a los dinosaurios de Spielberg que todavía pululan por allí.

Sí, ya lo sé, faltan algunas: San Borondón, Brasil, Antilia, Avalon, Thule, Frislandia y tantas otras. Estoy seguro de que Judith las buscó en vano en sus atlas cuando era niña, como hicimos otros y como no las encontró, no pudo incluirlas. Esta vez no es por culpa del gran borrador de islas, quien las iba suprimiendo según se podía ir comprobando que se habían situado erróneamente en la cartografía de la época, cuando los instrumentos de medición no eran lo suficientemente precisos. Tampoco están en Google Earth, así que no existen, aunque después de lo sucedido con Sandy, ya no estoy tan seguro. Y precisamente por eso mismo existirán siempre.

Imagen de JordiMiro

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado.
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para prevenir el spam automático en los envíos.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.