Imagen de mSalvador

Marta Salvador

Manoa

Supongo que el viaje nos ayuda a deshacernos de ciertos lastres inútiles del sedentarismo de occidente y además nos enseña que el ombligo es sólo la cicatriz del cordón umbilical y no el centro del mundo. Como privilegiada de haber nacido en este lado creo que debo intentar entender a los que lo hicieron en el otro.

 
  • Participa en el blog desde hace
    9 años 10 semanas