Recomienda lugares, escribe vivencias, habla sobre los libros, guías y mapas que siempre llevas en la mochila... Date de alta como usuario o ponte en contacto con nosotros y te crearemos una cuenta que podrás utilizar cuando quieras. ¡El viaje empieza aquí!

 

Clasificado en:

Vietnam IV

Vuelve el calor a derretir todo cuando rodea, vuelve la humedad a debilitar a cualquiera mientras los litros de "bia hoi", una fresca cerveza vietnamita, caen sin compasión. Teniendo en cuenta que la jarra, que solo se beben en puestos callejeros, cuesta 4.000 dongs (unos 17 céntimos de euro) y aquí se suda descontroladamente, tampoco la conciencia tiene que aguantar mucho.
Clasificado en:

Vivencias de todos los viajes

Mientras estoy sentada en el sofá mirando el jardín a través de los cristales, los pajarillos vienen y van, saltando alegremente de rama en rama, y entonces me asaltan recuerdos y vivencias de mi vida. Unas vivencias que bien pudieran ser de una aventurera, nómada que camina como esos pájaros, de sitio en sitio, teniendo la suerte de conocer lugares, rincones inesperados unos y otros que por estar cerca no son menos interesantes.

Clasificado en:

Nuestro viaje por Japón

 Mayo 1998:

Mi marido me hablaba, pero yo no se si es que pensaba en otra cosa o quizás ¿Estaba soñando?

Clasificado en:

Vietnam III

 Mientras el viejo tren de la Reunification Express

Clasificado en:

Egipto

27-11-2001

El Aeropuerto de Luxor está cubierto por lonetas en forma de pirámides. Llegada oscura como en todos los países árabes.

Clasificado en:

Vietnam II

Este camino
ya nadie lo recorre
salvo el crepúsculo.
 
Matsuo Bashô

No es el pueblo vietnamita especialmente agradable con el extranjero. Hay algo en su composición que les niega echarte una sonrisa o simplemente devolverte un saludo o un gracias. A saber... Pero mientras sus caras a veces congeladas se mantienen así, como petrificadas, a alguno, de vez en cuando, le da por ser amable. Pero aquí no es demasiado común.
Clasificado en:

Mi primer viaje a París

 Era el año 1968, había terminado mis estudios, justo al siguiente mes de aquel revolucionario mayo. Me ofrecieron un trabajo en la capital de la luz. No lo pensé, prepare rápidamente mis cosas, mi equipaje ¡tampoco mucho! Para ¿qué? Allí todo sería distinto, eso sí no podía olvidar mis dibujos, mis pinturas ¡claro que para eso debía de coger todo lo que tenía hecho en papel!

Clasificado en:

Vietnam I

Las calles de Hanoi son todo lo contrario a lo que concebimos en el mundo occidental: una humedad asfixiante, miles, millones de motos rebosando las calles, mucha locura, restaurantes callejeros, variedad insospechada de olores, tiendas de ataudes al lado del mercado de frutas... Y aquí, tres cántabros recorriendo la capital de Vietnam, pisando un país con bastantes tintes democráticos -el que yo pueda escribir en este blog tiene algo que ver....- y casi muriendo de risa a cada paso.

Clasificado en:

Viaje a la esperanza - II parte

 Al día siguiente, sin desayunar nos pusimos en marcha dirección al lugar donde nos esperaban con no muy buenas noticias; la verdad es, que nos levantamos con rapidez, la noche había sido larga, y aún estando cansados del viaje, del llegar, e instalarnos, a pesar de todo eso, nos costo mucho conciliar aquel deseado sueño, después de hablar un largo rato en la cama, diciendo que extrañábamos el lugar, o que el tiempo había sido un cambio brusco, etc. etc..

Clasificado en:

Viaje a la esperanza I - parte

 Era difícil saber si aquel viaje iba a tener un retorno feliz. Aún no habiendo perdido nunca las esperanzas. Aún sabiendo y pensando que a pesar de las dificultades todo iba a salir bien, pero... Aún y así, el gusanillo de la incertidumbre roía de vez en cuando ¡Eso sí! sin perder nunca la sonrisa, mostrando la parte más natural que tenemos las personas.