Clasificado en:

El viajero en la isla

         Cuando sentimos el impulso de huir lejos del mundanal ruido pensamos automáticamente en una isla. Cuando soñamos en el Paraíso aquí en la Tierra lo imaginamos también dotado de una inevitable insularidad: alejado, aislado, incontaminado, al que solo es posible acceder después de un largo peregrinaje por mar...

Imagen de jBartroli
Clasificado en:

La Isla (y III): La felicidad en la Isla

Muchos europeos una vez en la isla han descubierto una enfermedad inimaginable: la felicidad... el aburrimiento de la felicidad cotidiana. No todos, claro, pero... ¡tantos! La culpa no es de la isla. El mal lo llevamos con nosotros. Crecidos en el mundo occidental, soñamos con huir a la isla-paraíso para, una vez alcanzada, añorar lo que dejamos atrás, con lo bueno y con lo malo.

Imagen de jBartroli

El viajero a la búsqueda del tiempo perdido

A menudo el viajero busca lo imposible. Retorna al escenario de lecturas y sueños y encuentra el presente, cuando lo que ansia es el pasado. En realidad, desearía ser viajero en el tiempo.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a sueños