Revista Altaïr 76: Berlín. Siempre en vanguardia

Cuando nosotros llegamos, ellos ya se han ido; su presente es nuestro futuro. Si sientes curiosidad por qué ocurrirá el año próximo en tu ciudad, Berlín te lo muestra hoy.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr 75: Tahití: Más allá del mito

Tumbarse en una hamaca sujeta por cocoteros, beber zumo de frutas recién cogidas, contemplar el océano, retozar entre orquídeas silvestres, atrapar pececillos con una red, galopar a la grupa de nubes, entregarse a una nostalgia difusa e inaprensible… Para los europeos, la Polinesia encarna ese paraíso donde los seres humanos son mansamente felices, sin heridas ni miedos. Y es que Tahití y sus islas son una fantasía, tanto como un lugar.

Imagen de revistaAltair
Clasificado en:

Revista Altaïr 74: París.La gran seductora

 Hay pocas ciudades tan mentirosas como París. Le encanta engatusarte con sus disfraces, pasar por quien (ya) no es.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr 72: Turquía. Con fuerza en el espíritu

Turquía fue el bautismo exótico para varias generaciones de viajeros, el destino donde descubrieron qué significa cambiar de mundo, zambullirse en otra realidad, en otra estética y otra forma de entender la vida. Y siempre, con una sensación de control, de no correr ningún peligro, de estar rodeado de personas hospitalarias, leales, incapaces de abusar de tu indefensión. Probablemente, existen pocos pueblos tan joviales como el turco.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr 71: Noruega

Son los reyes de los saltos de esquí y del canto coral, de la novela negra y de las manualidades con cortaplumas o aguja de coser.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr 70: Lisboa y el Alentejo

Hay que tener el corazón de corcho para no sucumbir al atractivo de Lisboa. Su mezcla de buen gusto, modestia, compostura y sensibilidad la hace una ciudad arrebatadora. Hay otras más monumentales, sin duda. También más modernas y vivaces. Y, desde luego, mucho más golfas. Pero más literaria, ninguna. Y no aludo ya a sus escritores, sino a las vivencias que la capital le ofrece al viajero.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr 68: Nueva York

     Cambia tan deprisa que, cuando piensas en ella, ya no es como la recuerdas. Nueva York se reinventa a cada instante. Quizá por eso sus muchos adictos regresan una vez tras otra: porque cada vez descubren una ciudad nueva, excitante y desconocida. Permanecen, claro, algunas presencias: la Estatua de la Libertad, Central Park, aquel museo, ciertos edificios... Ayudan a moverse por la Gran Manzana.

Imagen de revistaAltair

Revista Altaïr nº 67: Tren Transiberiano

Ponte cómodo/a, porque el viaje se las trae. 9.289 kilómetros, casi una semana a través de una de las regiones más hermosas, salvajes y desconocidas del planeta: Siberia. Y eso si renuncias a hacer paradas intermedias, obviando los muchos lugares con interés que jalonan la vía o se hallan relativamente cercanos a esta.

Imagen de revistaAltair
Distribuir contenido Suscribirse a Revista