Verne, Islandia y un volcan llamado Snaesfellsjökull

Hay momentos en los cuales la vida te regala la plasmación de un sueño de infancia. No sé ustedes pero a mí me marcó la niñez las aventuras de Julio Verne, en especial las de carácter marítimo, pero también un libro suyo en el que el mar no era el principal protagonista.

Imagen de xArmendariz

Fotografías sobre Sudán del nuevo libro La vuelta al mundo en 10 años: Por el mal camino

La vaca seca (o vaca momia...) estaba junto a la ruta... Sin duda, era una señal...

Estas son algunas fotografías del capítulo sobre Sudán del nuevo libro La vuelta al mundo en 10 años: Por el mal camino.

Sudán fue el país en donde la vuelta al mundo dejó de ser turismo y se transformó en una aventura.

Imagen de viajeros4x4x4

Revista Altaïr 75: Tahití: Más allá del mito

Tumbarse en una hamaca sujeta por cocoteros, beber zumo de frutas recién cogidas, contemplar el océano, retozar entre orquídeas silvestres, atrapar pececillos con una red, galopar a la grupa de nubes, entregarse a una nostalgia difusa e inaprensible… Para los europeos, la Polinesia encarna ese paraíso donde los seres humanos son mansamente felices, sin heridas ni miedos. Y es que Tahití y sus islas son una fantasía, tanto como un lugar.

Imagen de revistaAltair
Clasificado en:

Literatura y viajes

Escribo esta entrada con una cierta sensación de desasosiego, por no decir plena tristeza. Hace pocos días que vuelvo a España desde Oxford. Un viaje relámpago en el que asistir a cursos y visitar librerías. Precisamente, unas librerías que ni siquiera eran establecimientos especializados en literatura viajera, y en las que, sin embargo, no puede reprimir un repentino ataque de envidia, envidia malsana además.

Imagen de xArmendariz

CINCO PERLAS LITERARIAS Y UNA PETICIÓN

A menudo, un viaje se inicia con la lectura de unas paginas que nos despiertan el deseo.

Enumero a continuación cinco lecturas viajeras que me emocionaron, y por las que guardo gratitud infinita a sus autores. La mayoría son obvias, pero no me importa.

 

 

Imagen de jmRomero
Clasificado en:

Sucedió en un lugar de nombre Kakania

(I)

Imagen de mSalvador
Clasificado en:

El poeta de la Martinica

Durante decenios los nietos de esclavos de la Martinica aprendían en la escuela aquello de “nos âncetres les gaulois”. La negrura de la piel era considerada como un castigo que había que sobrellevar con resinación. Las mujeres se untaban la cabeza con potingues para alisar los cabellos rizados y se compraban ungüentos blanqueadores de la piel en el mercado.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a literatura