Clasificado en:

Entré en un mundo mágico de agua y piedras

Mientras la luna se refleja en la orilla cubierta de musgo de un pequeño riachuelo que recorre el jardín de una casa, un templo o un ryokan japonés, el sonido del agua penetra dulcemente a través de la ventana de bambú que se abre sobre el precioso vergel.

 

Imagen de aEscriche
Clasificado en:

Pareja paseando dentro de un jardín japonés

Pareja paseando dentro de un jardín japonés
Clasificado en:

Musgo y piedra

Musgo y piedra
Clasificado en:

Estanque con árboles

Estanque con árboles
Clasificado en:

Jardín de arena blanca

Jardín de arena blanca
Clasificado en:

Karesansui en Kyoto

El jardín japonés no se parece en nada al concepto de jardín que tenemos en Occidente. Los japoneses realizan una obra de arte cada vez que reúnen grava, rocas, piedras, elementos vegetales y agua. Esta técnica conocida como “jardinería paisajística”, trata de reproducir paisajes naturales en miniatura pero de forma estilizada. La filosofía Zen tiene algo que ver con este arte; los monjes budistas meditaban frente paisajes y jardines de guijarros para llegar al nirvana.

Imagen de aEscriche
Clasificado en:

Hombre rastrillando arena

Hombre rastrillando arena
Clasificado en:

Jardín Karesansui del Templo Ryōan-ji

Jardín Karesansui del Templo Ryōan-ji
Clasificado en:

Maqueta del Jardín de las Rocas

Maqueta del Jardín de las Rocas
Distribuir contenido Suscribirse a Japon