Clasificado en:

La Terraza del Rey Leproso

 

Clasificado en:

Budismo contemporáneo en Angkor

Budismo contemporáneo en Angkor

Amanecer en Angkor Wat

Amanecer en Angkor Wat

Beng Mealea

Beng Mealea

Ta Prohm: el templo de Lara Croft

Ta Prohm: el templo de Lara Croft

Bayon: la sonrisa de Jayavarman VII

Bayon: la sonrisa de Jayavarman VII
Clasificado en:

Parque Arqueológico de Angkor

Parque Arqueológico de Angkor

El parque arqueológico de Angkor Wat: sugerencias para el segundo día

El día comienza temprano en Siem Reap. Los turistas desayunan con las legañas pegadas mientras pasan las páginas de alguna guía, preparados para ver los primeros rayos de sol tras las cinco cúpulas de Angkor Wat. La elección del itinerario es una de las tareas más difíciles para el visitante, y marcará la experiencia del turista (ya sea para bien, o para mal).

Imagen de vWalker

Angkor: templos en la jungla

Ver las caras de arenisca del Bayon aparecer entre la espesura de la jungla es una de esas cosas que hay que hacer una vez en la vida. Más de seis siglos de abandono han transformado la piedra en un ente vivo que respira musgo y da vida a árboles gigantes de troncos blancos que nos recuerdan que la naturaleza siempre termina reclamando lo que hacen los hombres. Hace ochenta años, tan sólo unos privilegiados podían visitar las ruinas y disfrutar de una estancia de lujo en el fabuloso Grand Hotel D'Angkor.

Imagen de vWalker
Clasificado en:

World cup discount: el arte de regatear

Para disfrutar de zocos y mercados al aire libre, no hay nada mejor que conocer el arte de regatear. Acostumbrados como estamos en Europa a los precios fijos, a veces nos resulta difícil comprender la esencia del regateo. Tendemos a ser o demasiado blandos o demasiado duros, olvidándonos en muchos casos de lo divertido que es el proceso. Es cierto que regatear requiere mucho tiempo, pero también implica un intercambio social con la comunidad local que puede resultar muy gratificante.

Imagen de vWalker
Distribuir contenido Suscribirse a Camboya