Diario de un Nómada llega a Bolívia desde el Estrecho de Magallanes

La expedición Diario de un Nómada dirigida por Miquel Silvestre ha llegado a Bolivia desde el Estrecho de Magallanes atravesando Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay, sumando seis mil kilómetros más a los cinco mil que traía desde Santiago de Chile, donde comenzó el viaje el pasado 22 de febrero. De la Pampa al Altiplano pasando por el Chaco, las misiones y las ciudades de Buenos Aires, Colonia Sacramento, Asunción y Potosí. 


Imagen de mSilvestre

Diario de un Nómada alcanza el Estrecho de Magallanes

La expedición Diario de un Nómada, dirigida por el escritor Miquel Silvestre con objeto de producir una serie documental, alcanza el punto más austral de su aventura motociclista por Sudamérica: Punta Arenas, ciudad de Chile que vigila el Estrecho de Magallanes en las cercanía del primer intento de asentamiento europeo en la costa magallánica: la malograda Ciudad del Rey Felipe, rebautizada como Puerto del Hambre tras la muerte por inanición de todos sus habitantes en 1584.

Imagen de mSilvestre

En el mundo hay librerías y librerías.

En el mundo hay librerías y librerías.

La maldición boliviana de los Guevara

La Historia tiene la insana costumbre de repetirse en episodios crueles o desgraciados. Cuando Ernesto Guevara de la Serna, el Che para el mundo, partió hacia Bolivia, quizá desconocía, o quizá no, que cuatro siglos antes su antepasado más ilustre, el vasco Carlos de Guevara, se dejó la vida en tan inhóspitos parajes.

Imagen de jMoreta

Graffiti urbano en La Boca

Graffiti urbano en La Boca

Todo pasa, el Tortoni permanece

Todo pasa, el Tortoni permanece

La Casa Rosada se dora como una carne

La Casa Rosada se dora como una carne

La capital del imperio que no llegó

Buenos Aires es una ciudad que enamora de a poco. A cada paso hasta anularte la voluntad porque te entregas sin condiciones. Alma de tango. La capital del imperio que no llegó.

Imagen de jMoreta

Paseo por Buenos Aires

Decidimos ir a Buenos Aires. Lo teníamos planeado con un grupo de amigos, era importante para mí, siempre tenía en mi recuerdo aquellas personas que un día emigraron a ese lugar. Eran como mi familia. Era esa amistad que nunca se olvida y más cuando se tiene una corta edad y se te queda grabado ¡¡Qué tontería pensar que los iba a encontrar!! Estaba segura que no, pero conocería el sitio hacia donde partieron.

Distribuir contenido Suscribirse a Buenos Aires