Clasificado en:

O Ponto Final

Al doblar la última esquina, donde ya únicamente habita el viento y donde por fin el Tajo encuentra el mar, me encuentro con un local en plena reforma.

Distribuir contenido Suscribirse a Lisboa