Clasificado en:

Ronda Oriental (y15): Paisaje moribundo al sur de Chiang Mai

El paisaje que me ha envuelto a lo largo del invierno no es el mismo desde que compré el billete de regreso. Ni el laguito que yace a los pies de mi veranda, con sus enormes guapos feos sabios peces-gato de largos bigotes, de ondulantes vigilias y perezosos sesteos. Ni los insistentes cantos de los grillos en la noche. Ni los enigmáticos bambúes. Ni el sol naciente tras las aguas, tan puntual como distinto cada madrugada.

Imagen de jmRomero
Distribuir contenido Suscribirse a regreso