Clasificado en:

Recorrido solidario por el Norte de la India. Experiencia en un nuevo desarrollo social

En el año 2001, después de unos exhaustivos días de trabajo y negociaciones con proveedores en Delhi, la empresa donde trabajaba, decidió darnos un día libre para conocer una bendecida obra como es el Taj Mahal. Subida en un rickshaw y camino a ver la obra hecha por amor más poderosa del mundo me di cuenta ese día, todo lo que tenía a mí alrededor.

Imagen de miviaje
Distribuir contenido Suscribirse a open eyes