Clasificado en:

Descubrirse a si mismo descubriendo el Otro

         Nunca he podido entender aquellos que, viajando, se pasan la mayor parte del tiempo criticando lo que ven y repitiendo que en su país todo es mejor; los que, despreciando las gentes de los lugares que visitan, usan el viaje para reafirmar su sentimiento de superioridad; o los que se dedican con aires indulgentes a aconsejar los "nativos" lo que deben hacer. Estos son, definitivamente, malos usos del viaje.

Imagen de jBartroli
Clasificado en:

Lo que queda por descubrir (y II)

      Es una experiencia que cualquiera puede tener: los mapas, hasta los mejores, están llenos de errores. Los he observado atravesando Siberia en tren: ciudades que no aparecían, míseras estaciones de una sola cabaña de madera elevadas al rango de urbes importantes. O también recorriendo el Tibet en autostop, cuando me encontraba con que las poblaciones de mis mapas no correspondían ni en la ubicación ni en el nombre con las poblaciones reales sobre el altiplano desértico.

Imagen de jBartroli
Clasificado en:

Lo que queda por descubrir (I)

         Explica Joseph Conrad en una de sus novelas como los vacíos en los mapas provocaron durante siglos el vértigo de viajeros y exploradores. Veían una zona en blanco sin nada dibujado, o como mucho la leyenda "región no explorada", y sentían un deseo irresistible de dirigirse hacia allí.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a descubrimientos