En el corazón de las tinieblas (2): “Iré pronto a comer la pata negra, pero no la mía, ¿eh?”,

En África siempre te esperan a la bajada del avión, aunque es la luz quien te recibe. Llega de golpe, como las emociones, y lo inunda todo. Deslumbra y domestica tus sentidos para enseñarte que no es posible comprender este continente si lo miras con ojos europeos.

Imagen de jMoreta
Distribuir contenido Suscribirse a coltán