Clasificado en:

Schmiss, la sonrisa petrificada

Cuando hablamos de escarificaciones nos vienen a la mente los rostros y cuerpos de africanos surcados por cicatrices, pero en Europa, hasta la primera mitad del siglo XX, también se practicó. Y no por elementos del lumpen, todo lo contrario, si no por las elites universitarias alemanas.

Imagen de dFernandez-Castro
Distribuir contenido Suscribirse a cicatriz