Clasificado en:

En la 'corte' de Merkel (2): El 'calimocho' berlinés y otras diez maneras de estropear una buena cerveza alemana

Lo reconozco. Soy lo que mi padre llamaba un 'catacaldos', alguien que ante un sabor conocido y otro por descubrir se decanta por este segundo sin dudarlo un minuto.Vamos, que nunca digo que no a una nueva experiencia gastronómica... por muy extravagante que pueda sedr. Por ello, cuando llegué a Berlín, una de las primera cosas que me llamó fuertemente la atención fueron las cervezas de 'colores' que servían y cuyos principales consumidores solían ser mujeres. Las había verdes, rojas, rosadas...

Imagen de oLopez-Fonseca
Distribuir contenido Suscribirse a cerveza