Cuando viajo, a veces, los muertos me hablan

Es cierto, no miento, me ha sucedido en dos ocasiones, en España y en Bulgaria. No sé si pensaron en que alguien les escucharía siglos después, pero así es. Incluso sé sus nombres. Sus mensajes hablaban de cosas universales, el amor, el paso del tiempo, el recuerdo...

Imagen de eGil

Estar, ver, oir, compartir, pensar: el legado de Kapusckinski el viajero

Todo el mundo se pregunta si con la muerte del polaco Ryszard Kapusckinski (1932-2007) desapareció el último periodista, el último periodista comprometido y riguroso, se entiende. Como periodista en ejercicio, creo que ha desaparecido un virtuoso de la palabra al que echamos de menos. Sus viajes por el mundo simplemente explicando lo que veía de una forma lo más honesta posible son un legado que debería ser de obligatoria lectura en las facultades de comunicación. Kapusckinski trabajó en muchos lugares, pero probablemente será recordado por sus crónicas de la descolonización africana.

Imagen de eGil

Marc Morte, Sueños perdidos en la Ruta de la Seda

A día de hoy, no existe en castellano una guía de viaje que se centre en los países de Asia Central (Kirguizistán, Uzbekistán, Kazajstán, Turkmekistan). Eso es lo que hace más atractivo el diario de viaje de Marc Morte, Sueños perdidos en la Ruta de la Seda (Flor del Viento, 2003). La suya no era en esta su primera obra una gran prosa literaria, pero sus observaciones y, sobre todo, los personajes con los que conversa, pueden acercar a los interesados en viajar a aquella zona buena parte del espíritu que encontrarán en esas tierras.

Imagen de eGil
Clasificado en:

Matsuo Basho, Senda hacia tierras hondas

El poeta japonés Matsuo Basho emprendió en 1689 el cuarto de sus cinco viajes poético-espirituales por las entonces poco transitadas tierras al norte de Edo (Tokio). Más de dos mil kilómetros a pie que plasmó en un inmortal diario, Senda hacia tierras hondas. El viaje de Basho nos acerca a la experiencia sosegada del vagabundeo en un recorrido que todavía hoy realizan muchas personas. <

Imagen de eGil
Distribuir contenido Suscribirse a VIAJES LITERARIOS