Clasificado en:

Hashima, la isla fantasma

Si el mundo un día se quedara sin seres humanos sobre su faz, treinta y cinco años después sería como Hashima, una isla fantasma flotando en el espacio. A 15 kilómetros mar adentro de la ciudad japonesa de Nagasaki, en el islote de Hashima se pudren los restos de lo que en su día llegó a ser el lugar con mayor densidad de habitantes del planeta, un asentamiento humano que durante gran parte del siglo XX vio vivir y morir a generaciones enteras por la riqueza de sus entrañas . Hoy sus restos se ofrecen impúdicos en un decorado cuyo poder de fascinación es directamente proporcional a su estado de ruina.

Imagen de eGil
Distribuir contenido Suscribirse a Mitsubishi