Entrevista a Ismael Diadié Haidara

El passat dijous 27 de juny, a la Llibreria Altaïr de Barcelona, varem tenir el plaer de rebre la visita d’Ismael Diadié Haidara, historiador, hereu i director de la biblioteca de Manuscrits Fons Kati i testimoni de la recent situació de conflicte a la ciutat de Tombuctú, Malí, d’on va haver de fugir després de salvar el fons documental que estudia i conserva. 
A continuació us deixem l'entrevista que li va fer el periodista i blogger Jaume Bartrolí.

Imagen de tribuAltaïr

Ciudades construidas sobre acantilados

Existen lugares que quedan marcados en la memoria y que uno se pregunta cómo llegaron a edificarse en esos parajes en concreto. Ciudades construidas sobre acantilados, al filo del abismo y que crecieron y perduraron a pesar de estar cerca de la nada, del aire etéreo, de un precipicio convertido en principio y final. Estos son algunos de los pueblos que he visitado y que se encontraban en escarpados emplazamientos llenos de encanto.

Imagen de aEscriche
Clasificado en:

Falla de Bandiagara

Falla de Bandiagara
Clasificado en:

Sangha

Sangha
Clasificado en:

Casa de Gutemele

Casa de Gutemele

Repasando las notas de la entrevista a Salvador Campillo

En el cuaderno de viajes del número 78 de la revista Altaïr (monográfico dedicado a Irlanda) se publicó la entrevista que realicé a Salvador Campillo, guía y escalador en Malí. Muchas cosas han cambiado en ese país durante los pocos meses que se han sucedido desde la entrega de la entrevista hasta su publicación. El Alto Gurma, segundo hogar de Salvador, sufre en la actualidad los embates del integrismo islámico, la rebelión tuareg y la desidia de una clase política completamente alejada de la realidad.

Imagen de iDies
Clasificado en:

El ojo mágico de Seydou Keita

Todos los días, pero especialmente los sábados, una procesión de mujeres, familias, ancianos, niños y jóvenes llamaba a la puerta del señor Keïta y esto no tendría nada de extraordinario a no ser que nos fijemos, por un momento, en la elegancia desacostumbrada de sus visitantes. Era el lugar elegido para asegurarse un pedazo de eternidad. Porque el señor Keïta era un mago.

Imagen de Anónimo
Distribuir contenido Suscribirse a Mali