La Martinica, joya de las Antillas (3): Fort de France

Fort-de-France, la capital de la isla de la Martinica. En la cuadrícula de la ciudad vieja, abierta a la espléndida rada, muchas casas aún son de madera, las paredes pintadas de blanco, los marcos de puertas y ventanas de azul o marrón, los tejados a dos aguas. El moho del trópico ennegrece tejas y muros. Las croissanteries y boutiques son europeas, pero su decoración viva y desbocada, no.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a Francia de Ultramar