Shoppig Centers y cortadores de cabezas (y V): Para los que gustan de playas bajo los cocoteros

         Los aviones, los ferrys y los autobuses llevan los viajeros de isla en isla por el archipiélago filipino. De Luzón -la más norteña- a las Visayas: Mindoro, Panay, Negros, Cebú, Samar, Leyte, Bohol... Hasta aquí llega la Filipinas cristiana. Más allá está la musulmana, que los españoles nunca dominaron.

Imagen de jBartroli

Intramuros (Manila): Las ruinas del pasado español

Una hilera de cañones oxidados sobresale por encima del recinto amurallado de Intramuros. Algunos apuntan hacia Manila, que aparece irregular e interminable, difuminada por el smog y la bruma de la bahía y asomándose por encima de las almenas recubiertas de musgo de Fort Santiago. En el lado norte de la fortificación, el baluarte de Santa Bárbara se eleva por encima del río Pasig, que fluye espeso y cargado de barcazas y manglares.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Shopping Centers y cortadores de cabezas (IV): Una ciudad colonial española en Asia

         La costa de Luzón bañada por el Mar Meridional de la China és una gran llanura verde: altos bambusales, plantaciones de bananeros o de caña de azúcar, arrozales, prados con vacas blancas y cebúes. Es un país fértil, muy pluvioso, y por todas partes hay ríos, acequias de aguas malolientes y campos inundados. Se ven pequeñas casitas de madera, chapa oxidada y bambú.

Imagen de jBartroli
Clasificado en:

Shopping Centers y cortadores de cabezas (III): El encanto de lo salvaje

          A uno o dos días de autobús de la vorágine de Manila, está la cara opuesta de las Filipinas: las tribus montañesas que aún viven casi en la edad de piedra. Los autobuses serpentean las estrechas carreteras de la isla de Luzón entre campos de arroz en terrazas, bosques de pinos y precipicios. En el pequeño museo de Bontoc veo viejas fotos de algún hombre sin cabeza y de alguna cabeza sin hombre, fechadas en 1909.

Imagen de jBartroli
Clasificado en:

Dumaguete (Isla de Negros): Escalopas, buceo y gente poco trivial

Dumaguete no tiene nada en especial, nada que no sea superado por los muchos enclaves turísticos de Filipinas. Ni siquiera el buceo en la vecina isla de Apo, la razón principal por la que llegan los turistas, es extraordinario. Sin embargo, hay algo en Dumaguete que convierte a esta mediana ciudad de universitarios en uno de esos lugares donde no cuesta quedarse unos días.

Imagen de tribuAltaïr
Clasificado en:

Shopping Centers y cortadores de cabezas (II): Manila rica, Manila pobre

         Vista desde la altura del monorraíl -esa especie de metro elevado que recorre la ciudad de norte a sur- la densidad humana de algunos barrios de Manila es de un amontonamiento fabuloso. Sobre todo en Chinatown. Las casas tienen uno o dos pisos. La vida se hace en la calle. Circular a pie exige un esfuerzo cansino, hacerlo en jeepney o en triciclo, una paciencia a prueba de bomba. Los humos de los motores ahogan. La gente se tapa la nariz con los pañuelos. El guirigay de bocinazos y frenazos es enloquecedor.

Imagen de jBartroli

Tarsier

Tarsier
Clasificado en:

Isla de Bohol: Iglesias, gremlins y Colinas de Chocolate

Dudú tiene 9 hijos pero sólo los dos mayores podrán ir a la universidad. “En Filipinas no hay créditos”, me dice, y luego se ríe como contestación a mi absurda sugerencia de buscar financiación. “…y menos a una familia humilde”. Cuando he llegado al parking del hotel ya me estaba esperando, y nada más entrar en el coche hemos iniciado la habitual ronda de preguntas de presentación.

Imagen de miviaje
Clasificado en:

Shopping Centers y cortadores de cabezas (I): Manila megalópolis

         Manila es una capital que al llegar te abruma: tan gigantesca y desbordada, tan caótica, tan ruidosa y contaminada, tan superpoblada... tan asiática, en definitiva. Sales del aeropuerto y con el taxi que te lleve al centro te inmerges en el marasmo del tráfico, denso de monóxido de carbono, gritos y estruendo. Dentro del vehículo inmovilizado no corre ni una brizna de aire y el calor es bochornoso.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a Filipinas