Clasificado en:

La última cruz de Colón, en el fin del mundo

“A Baracoa me voy, aunque no haya carretera, aunque no haya carretera a Baracoa me voy”. El son de Machín no era gratuito porque hasta la construcción del viaducto de La Farola, en los años setenta del pasado siglo, sólo era posible alcanzar este edén del Oriente cubano por aire o por mar.

Imagen de jMoreta

La maldición boliviana de los Guevara

La Historia tiene la insana costumbre de repetirse en episodios crueles o desgraciados. Cuando Ernesto Guevara de la Serna, el Che para el mundo, partió hacia Bolivia, quizá desconocía, o quizá no, que cuatro siglos antes su antepasado más ilustre, el vasco Carlos de Guevara, se dejó la vida en tan inhóspitos parajes.

Imagen de jMoreta
Distribuir contenido Suscribirse a Descubridores