Rio de Janeiro

Ahora que llegan los carnavales, no puedo dejar de pensar en las ganas que tengo de volver a Brasil. Las veces que he tenido la oportunidad de conocer este increíble país ha sido por trabajo y no podía haberme dejado más marcada: su gente, sus paisajes, su cultura, su idioma… Por eso, en mi primer post no podía elegir otro destino del que hablar.



Vigilante y bolas, Copacabana.

Vigilante y bolas, Copacabana.
Distribuir contenido Suscribirse a Copacabana