Dias de libertad en el Caribe (y VIII): Las noches en la isla

         Si visitáis la islita de Caye Caulker en verano, casi cada noche veréis brillar relámpagos en el horizonte. A esa hora estaréis muy posiblemente sentados en alguno de los estaurantes que hay al sur del pueblo, con las sillas y mesas sobre la arena fría. Hay langostas asadas. Hay ponches y batidos de fruta. Hay la música que calienta el alma.

Imagen de jBartroli

Días de libertad en el Caribe (IV): La isla del pirata Barbanegra

          Piratas pasaron muchos por estas aguas caribeñas de la costa de Belice, y el más famoso de todos fue el temido Barbanegra. Contaban que había pactado con el mismo diablo. Para aterrorizar a sus victimas, durante el combate se colgaba mechas encendidas de su espesa barba.

Imagen de jBartroli

Días de libertad en el Caribe (I) Caye Caulker, Belice, islas

     Imaginad un grupo de cabañas de madera en la arena, entre cocoteros y flores de hibisco, con la brisa marina refrescando el calor del trópico. Delante, una playita, dos niños morenos jugando sin palabras a la sombra de una palmera, un pontón de madera a modo de embarcadero… No es una playita limpia, ni las aguas son de aguamarina azul: el fondo está cubierto por una espesura de algas. Por eso el mar es verde jade, como el jade de estas tierras mayas.

Imagen de jBartroli
Distribuir contenido Suscribirse a Caye Caulker